Jóvenes Solidarios

Voluntaria de Prodean: «El niño al que ayudo ha sacado unas notazas y eso me llena muchísimo»
Carmen López, de 16 años, presta apoyo escolar a niños de familias con dificultades en el entorno de Tres Barrios
«A pesar de la edad, cada día hay más amistad entre nosotras»
Marta Gil, de 25 años, acude una vez por semana a dar clases de pintura a Natividad a través del proyecto Sevilla Contigo, Ciudad Compasiva
«No sabes cuándo te puede tocar a ti acudir a un economato»
Mario Rey Temmler es voluntario de la Asociación de Hermanamientos en el barrio de Amate
«Gracias a Oxfam Intermón puedo transmitir los valores que creo necesarios»
Silvia Gómez es voluntaria desde hace cinco año en Oxfam Intermón organizando actividades en Sevilla de acción ciudadana
«No son personas con Síndrome de Down, sino solo una pandilla de chavales»
Begoña Pérez colabora como voluntaria en las salidas de ocio que organiza la Asociación Síndrome de Down de Sevilla y Provincia
«El TDAH realmente existe, lo sufre el niño y su familia»
Rocío Galán prepara un Doctorado en Psicología y es voluntaria del Centro de Apoyo Infantil «Esperanza de Triana» que atiende a niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad
«Hablo con muchas personas que de otra forma no hubiera conocido»
Laura Tobio da clases de inglés a personas inmigrantes en la Fundación Sevilla Acoge con el fin de brindarles más oportunidades laborales
«Seguro que mi padre, esté donde esté, agradece que yo haya seguido con esto»
Belén Martínez, de 18 años, es voluntaria de acompañamiento con ELA Andalucía de un mujer con Esclerosis Lateral Amiotrófica
«Odio lo de ser superhéroe, estoy aquí porque disfruto de mi tiempo»
Mamen Jiménez, con solo 22 años, es presidenta de la asociación sevillana Manos Jóvenes con cerca de 200 voluntarios que no llegan a los 24 años
«Quien acude a Proyecto Hombre podría ser tu hermano o tu vecino»
La joven Paula Rengel lleva tres años colaborando con Proyecto Hombre como voluntaria
«Hogar de Nazaret es una casa y una familia para estos niños»
Ydelsa Serrano, de 25 años, cuida como voluntaria a los menores que el Hogar de Nazaret de Triana atiende mientras sus madres inmigrantes deben trabajar
«Tienen una discapacidad intelectual pero una inteligencia emocional brutal»
Álvaro Romero, con 22 años, lleva tres acudiendo los domingos como voluntario a Ciudad San Juan de Dios para acompañar a los chicos con discapacidad y sin familia