Buscan una nave en Sevilla donde almacenar material donado para enviar a Honduras

En el último contenedor enviado por Acoes Sevilla hubo numeroso mobiliario destinado a sustituir lo que el huracán había arrebatado en su paso devastador por el país, duramente castigado también por el Covid

Cuando aún se está repartiendo en Honduras el material que envió en el último contenedor, la Asociación Acoes Sevilla ya está organizando con ilusión el próximo envío. Pero para poder recibir el material que comienzan a donarles, les es imprescindible encontrar urgentemente una nave donde almacenarlo hasta el día de su envío.

«Todos estos años hemos dispuesto del uso de naves que generosamente han puesto a nuestra disposición colaboradores de Acoes, a los que les enviamos nuestro más profundo agradecimiento», indican desde la entidad. Pero este año no tienen este recurso y piden colaboración.

Buscan una nave vacía de unos 200 m2 en Sevilla capital o pueblos de la periferia con acceso para un camión de grandes dimensiones. Aquel propietario que desee colaborar donando su uso temporal para almacenamiento puede contactar con la asociación en los teléfonos 651312569 y 658606727.

Descarga en Honduras del último contenedor enviado

Acoes Sevilla en Honduras

La asociación Acoes desarrolla diversos proyectos en Honduras. Uno de los más importante es el educativo.  La entidad ha abierto cuatro escuelas en zonas de extrema pobreza en este país, una labor que comenzó hace 27 años a raíz del trabajo en Tegucigalpa del sacerdote granadino Patricio Larrosa y el apoyo que comenzó a recibir desde España. Ese impulso al proyecto educativo funciona desde Sevilla fundamentalmente a través de apadrinamientos. De hecho más de 11.500 niños han sido asistidos en estos años con becas de estudio, uniforme y material escolar.

Junto con el educativo, otros proyectos desarrollados tienen que ver con la sanidad, la construcción y de productividad. Y para impulsar todos: el asistencial. Desde Sevilla, así como de otros puntos de España, se envían contenedores para cubrir parcialmente algunas de las necesidades básicas de los proyectos de Acoes, de familias y personas en situación de extrema pobreza. En el último contenedor enviado hubo numeroso mobiliario destinado a sustituir lo que el huracán les había arrebatado en su paso devastador por el país.

 

Comentarios