Voluntarios y compradores anónimos hacen posible la Gran Recogida 2013

Cerca de 4000 voluntarios prestan su tiempo a este evento solidario, que se desarrolla viernes y sábado

Por  22:01 h.

Sevilla se está movilizado con la Gran Recogida de Alimentos 2013 organizada por el Banco de Alimentos. Las redes sociales echan humo recordando esta cita. Que el 29 y 30 de noviembre en 365 supermercados, Centros Comerciales e Hipermercados de la capital y toda la provincia existen puntos de recogida para donar alimentos no perecederos y así ayudar a las personas más necesitadas.

En la puerta de estos establecimientos se reúnen voluntarios que provienen de diversos ámbitos. Compañeros de trabajo o de estudios acuden a la llamada del Banco de Alimentos de Sevilla en grupo. Asociaciones y Hermandades reúnen a su gente para echar una mano una vez más. O también personas que colaboran de forma individual para que no falte gente. Así hasta casi 4.000 voluntarios en Sevilla.

En el Centro Comercial Alcampo de Sevilla Este Andrea, Esther y Cristina, estudiantes del Valle Inclán, entregan en la tarde del viernes a quien entra al hipermercado bolsas del banco de alimentos. Como ellas 32 compañeros de su instituto ayudan a que las cajas se llenen.

Trabajadores de INEM en la Gran Recogida

Diego Martínez Medina es el jefe de equipo en este punto. «El año pasado fue aquí donde se recogieron más alimentos, cerca de 7 toneladas», cuenta a sevillasolidaria.es. Diego lleva 3 años participando junto a sus compañeros del INEM de Sevilla Este y de Los Palacios. «Queremos colaborar, en nuestro trabajo vemos gente que viene incluso llorando cuando se le acaban las prestaciones. Les mandamos a Cáritas o comedores sociales pero estos sitios se nutren del Banco de Alimentos», explica este voluntario.

En el supermercado de El Corte Inglés de Nervión a las 19.30 ya van por la quinta caja llena. Cada una de estas contiene aproximadamente 500 kilos de alimentos. «La gente es solidaria», sostiene Francis Gallardo junto a la pila de productos recogidos. Francis pertenece a SOS Ángel de la Guardia. Un total de 60 voluntarios de esta asociación se reúnen en este supermercado y en el Mercadona de Kansas City para colaborar en la Gran Recogida, siguiendo su lema «Ayúdanos para poder ayudar».

Donaciones de carros enteros

Las Hermandades también son un pilar en el que se apoya este evento. En el Mercadona de la Carretera Carmona, Juan Manuel Navarrete, hermano de la Hermandad del Cristo de Burgos, ayuda como jefe de equipo. A las 20.00 del viernes los trabajadores del supermercado ya están retirando la quinta caja de alimentos. «Ha habido 4 ó 5 casos de donaciones de carros enteros, con comida variada», relata Juan Manuel.

En este punto se dan cita hermanos del Cristo de Burgos y también voluntarios del Comedor San Juan de Dios, como José Morilla. También las jóvenes Irene Reyes e Isabel Medianero continúan recogiendo sin parar bolsas de alimentos, es la «hora punta». Ellas son integrantes del coro de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. Su directora, Alicia Alcalde, les animó para que participaran por segundo año.

Estos son solo 3 puntos de los casi 400 que se reparten por Sevilla, con voluntarios ánonimos que dedican su tiempo para ayudar. Gracias a ellas y al inmeso número de personas que han querido agrandar su compra diaria, el Banco de Alimentos conseguirá que muchos de los que no tienen para comer puedan alimentarse.