El paso de la Oración en el Huerto a su salida de la capilla de los Salesianos / A. Calderon
El paso de la Oración en el Huerto a su salida de la capilla de los Salesianos / A. Calderon

Una Semana Santa segura en Alcalá gracias a 20 voluntarios diarios

Protección Civil y Cruz Roja mantienen sus operativos en contacto con el Centro de Coordinación de Emergencias, Policía Local, Policía Nacional, Bomberos, Ayuntamiento y Hermandades

Por  14:10 h.

Alcalá de Guadaíra cuenta con unos 20 voluntarios diarios aproximadamente durante esta Semana Santa que prestan sus servicios en prevención y actuación en salud a través de los operativos especiales de Protección Civil y Cruz Roja bajo el paraguas del Plan Varal, programa de coordinación para el correcto discurrir de estas fiestas en el que participan el Consejo de Hermandades, el Ayuntamiento, las fuerzas de seguridad y los propios voluntarios.

Protección Civil cuenta aproximadamente con 50 efectivos en distintos turnos que dan su apoyo al resto de fuerzas de seguridad, refuerzo para la Policía Local en organización del tráfico, colaboración a los bomberos si se produce algún incidente, o ayuda a la Cruz Roja para asistencias sanitarias. Sus voluntarios están presentes en lugares de mayor aglomeración humana, como la salida y entrada de los templos o lugares como La Plazuela, Plaza del Paraíso, el Puente Carlos III o San Roque.

Aparte del servicio de calle, Protección Civil coordina a sus voluntarios desde su centralita en un local del Parque Centro en comunicación directa con el 112, hermandades y fuerzas del orden atendiendo los requerimientos del Plan Varal y al amparo del Plan Municipal de Emergencias.

Por su parte, Cruz Roja también dispone de unos diez voluntarios al día, al que se le suman algunos más durante la Madrugada, y dos vehículos para las atenciones directas a ciudadanos y cofrades. Cuentan entre su material con dos desfibriladores, uno en la ambulancia y otro en el maletín de los voluntarios a pie por si se produce alguna emergencia.

Cruz Roja instala la ambulancia y su otro vehículo dentro de los recintos de las hermandades para estar lo más cerca posible pero sin obstaculizar y coordina con Policía Local las salidas más rápidas en caso de realizar traslados.

Estos voluntarios, que cuentan con más personal de guardia por si hiciera falta llamarlos, disponen de las llaves de los bolardos para poder realizar cualquier desplazamiento en todo momento.