caseta-marimorena

Una caseta donde comer y bailar sirve para ayudar a los demás

Voluntarios de la ONG Acción en Red trabajan durante toda la feria en La Marimorena para recaudar fondos para sus proyectos e incluyen este viernes una tapa solidaria destinada directamente al apoyo a los refugiados

Por  8:00 h.

Como cada año, desde hace ya más de veinte, en la caseta La Marimorena de la calle Manolo Vázquez se bailan sevillanas con un compás diferente, el que impulsa el afán de ayudar a quien lo necesita. Este espacio del Real, gestionado por la ONG Acción en Red, se vuelca este año especialmente en los refugiados a quienes dedicará el viernes 5 de mayo con una tapa solidaria que se destinará íntegramente a la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio.

Además, el resto de la semana lo recaudado en la caseta, gracias al trabajo de los voluntarios, está destinado al trabajo que la ONG realiza durante todo el año para conseguir la igualdad de género, la convivencia intercultural y la integración de las personas migrantes con diferentes proyectos que llevan a cabo en Sevilla.

El jueves 4 de mayo La Marimorena contará con la actuación musical del DJ de Global Bass Ios din Anina que mezcla en su repertorio música tradicional y folklórica con ritmos electrónicos y  nuevos  estilos, centrándose especialmente en la fusión de  músicas gitanas  con todos  los estilos de  música urbana.

cartel refugiados650

El viernes 5 es el día para los refugiados. Además de la tapa solidaria, a beneficio de la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio, se servirán pastas árabes y té tras la comida, cuya recaudación irá destinada íntegramente a las familias sirias de Sevilla que estarán presentes ese día.

La entrada a esta caseta es libre para todo tipo de feriante. Quien se decida a acudir puede comer o cenar también mediante menús adaptados a todos los gustos y posibilidades, incluso para los veganos. La Marimorena está abierta en la calle Manolo Vázquez, 31, frente a la parada de autobuses, no solo para el baile y los amigos, sino para tener siempre presente a quienes huyen de las guerras.