feria-arahal-solidaridad

Una caseta de la feria de Arahal recauda fondos a ritmo de sevillanas para el proyecto «La azotea azul»

Por  8:35 h.

Para la caseta «Dando la nota» la Feria de Arahal un año más ha sido una oportunidad para la solidaridad. Entre risas, bailes, comida y buenos encuentros, ellos se han puesto la chistera. Aquella que recordaba a los que acudían a esa caseta, que divertirse no está reñido con los proyectos sociales. Este año el dinero que han recaudado en dos huchas será para el proyecto «La azotea azul», un espacio lúdico terapeútico del Hospital Virgen del Rocío que pretende normalizar la estancia de los niños y niñas ingresados en este centro.

La Fundación El Gancho Infantil es la promotora del proyecto junto con el Hospital Virgen del Rocío y lo pusieron en marcha en mayo de este año. Para recaudar fondos tienen una web y muchas ganas porque saben que convertir la azotea del hospital en un lugar de encuentros para amigos y familias de los niños y niñas ingresados es algo más que entretenimiento.
Los 70 socios de la caseta arahalense «Dando la nota» lo tienen claro desde hace varios años, no conciben diversión sin solidaridad. Ya en años anteriores han ayudado por ejemplo a Pablo un niño de 4 años de El Coronil que sufría una deleción en el cromosoma 16 (6p13.3) una de las enfermedades considerada como raras que provoca un trastorno del espectro autista, retraso en el desarrollo, encefalopatia no definida, epilepsia mioclónica refractaria, trastorno digestivo, enfermedad celiaca y falta de desarrollo en el lenguaje. Eso fue en 2016 y surgió por la relación de un componente de la directiva con la familia del niño.

Pero este año han ido en busca de otro proyecto solidario. Prepararon huchas para que nadie saliera de la caseta sin su aportación económica al proyecto y chisteras que dejaban claro quién ha participado.

Y entre sevillanas, rumbas, brindis, fotos y mucha diversión, aportación tras aportación las huchas se iban llenando. La recaudación total en los días de feria ha ascendido a 705,62 euros, resultado de lo recaudado en las dos huchas (505.62€), la venta de pulseras (140€) y los kit solidarios (60€). Con esto esperan haber puesto su granito de arena para sacar adelante el proyecto “La Azotea azul”.

Entregarán las huchas esta semana a un representante de la Fundación El Gancho Infantil dispuestos a seguir otro año dando un «empujoncito» por sevillanas a otro proyecto.

De momento es pronto para decidirlo, queda un año por delante para que esta caseta, donde se dan cita un gran número de músicos y cofrades, siga haciendo de esta celebración, cinco días solidarios.