Taller de Inmigración de Cáritas de Santiago en Utrera

Una ayuda indispensable para los inmigrantes en Utrera

Por sexto año consecutivo Cáritas de Santiago pone en marcha el taller de Inmigración

Por  12:13 h.

El colectivo de Cáritas de Santiago en Utrera no descansa nunca, con el objetivo de ofrecer herramientas útiles a todas las personas que lo pasan mal. La labor de Cáritas no se limita exclusivamente a la ayuda directa asistencial, sino que una de sus principales metas es la de ofrecer talleres y formación a todas las personas que acuden en busca de ayuda, para que en un futuro puedan salir adelante por sus propios medios.

Una de estas actividades es el Taller de Inmigración, que este año alcanza su sexta edición, y que es posible gracias a la colaboración que presta la ONG «Médicos del Mundo». Es una actividad que surgió debido a la desprotección que sufrían los inmigrantes en la localidad, que no encontraban organismos en los que pudieran atender sus necesidades. Una situación de los inmigrantes en la localidad que se ha visto agravada por la llegada de la crisis, ya que no disponían del apoyo familiar que podían encontrar los españoles.

El número de inmigrantes en Utrera ha quedado prácticamente reducido a mínimos, pero todavía quedan algunos que encuentran en Cáritas de Santiago una auténtica familia, y una mano tendida en todo momento. Es un taller al que no solo acuden inmigrantes, sino que también acuden ciudadanos españoles.

Aurica Cairaivan, inmigrante, que apareció en Cáritas hace ya diez años y se ha quedado como voluntaria, es el alma del taller. Ella puede hablar del taller con mayor conocimiento: «nuestras actividades están definidas por la filosofía de ayudar a quien acude a nosotros. La mayoría de las necesidades no son materiales, sino vitales, existenciales, afectivas y requieren mucho tiempo, dedicación, tolerancia y cercanía. Empresa nada fácil. Este proyecto se realiza para todas las personas sin ningún tipo de exclusión. Los que estamos trabajando en este proyecto queremos que todos los asistentes al taller se consideren como en su propia casa por el trato, el cariño y el afecto».

Además de esta actividad, en Cáritas de Santiago también el taller de Repostería sigue su curso, como el taller de Corte y Confección el Ropero y la Acogida. Son numerosas las personas que los frecuentan. Unas 20 personas asisten a cada uno de los talleres, cifra que viene duplicada en la asistencia al taller de Inmigración.

El taller de inmigración se está desarrollando en los locales del Hospital de la Santa Resurrección, antigua biblioteca, donde también realiza Cáritas de Santiago la Acogida gracias al Patronato y a la Hermandad de la Santa Resurrección. En la actualidad Cáritas de Santiago ayuda aproximadamente a 300 familias, con alimentos, y en la medida de lo posible abonando recibos de luz, agua, alquiler, compramos algún electrodoméstico, calzado, ropa, medicamentos, ayuda al estudio…