Trece jóvenes con discapacidad intelectual realizan prácticas en siete localidades de la provincia

Trece jóvenes con discapacidad intelectual realizan prácticas en siete localidades de la provincia

La Fundación TAS tiene en marcha el proyecto de «formación e inserción laboral para personas con discapacidad de la zona rural» con el fin de abril nuevas puertas y posibilidades a este colectivo

Por  13:15 h.

Un grupo de 13 jóvenes con discapacidad intelectual leve o moderada está llevando a cabo prácticas pre-laborales a través del proyecto de «formación e inserción laboral para personas con discapacidad de la zona rural» desarrollado por la Fundación TAS – Trabajo, Asistencia y Superación de Barreras, con funciones propias de auxiliar de conserjería y atención al cliente. Facilitar el acceso al empleo a este colectivo es uno de los objetivos fundamental de esta entidad sin ánimo de lucro, que lucha por «mejorar la calidad de vida de cada persona con discapacidad y la de sus familias en el entorno rural para que sea lo más plena, mediante una atención individualizada, inclusiva y adaptada a las necesidades de cada etapa de su vida y con la participación solidaria de voluntariado».

Según informan desde la Fundación TAS, el proyecto se está desarrollando con 13 jóvenes con edades comprendidas entre los 19 y los 40 años y cuenta con la colaboración de varias entidades de siete municipios sevillanos. En Brenes cuentan con la ayuda del Ayuntamiento ubicando a los jóvenes en Servicios Sociales y en la entidad privada «British Conection»; en Villaverde del Río, con la Escuela Infantil «Mi primer Cole», también de carácter privado; y en Burguillos los jóvenes tienen opción a prácticas pre-laborales en Servicios Sociales, organismo dependiente del Ayuntamiento.

A su vez, en Alcalá del Río se ha ubicado a un total de tres jóvenes en la Casa de la Cultura y en el IES Ilipa Magna, dependientes del Ayuntamiento de la localidad, y en las propias dependencias del Ayuntamiento. En el municipio de La Algaba, también se ha establecido un acuerdo con el Ayuntamiento, situando las prácticas pre-laborales en el CEIP Vicente Alexandre y en el CEIP Purísima Concepción. En Lora del Río, el Ayuntamiento ha ubicado a los jóvenes en el CEIP Miguel de Cervantes, CEIP San José de Calasanz y en las propias dependencias del Ayuntamiento. Por último, en Tocina un joven está realizando las prácticas en el CEIP Juan de Mesa, también establecida a través del Ayuntamiento de la localidad.

Francisco-fundaciontas

Francisco en una de las prácticas del proyecto de la Fundación TAS

En la firma de los convenios ha participado el presidente de la Fundación TAS, Antonio Campos Ruiz, y la gerente Rosario Martagón Ropero, junto con los alcaldes y responsables de las entidades colaboradoras y los propios alumnos. La supervisión en los distintos puestos de trabajo se llevan a cabo por parte del equipo de Fundación TAS y las personas responsables asignadas como tutores en cada centro, con el fin de detectar necesidades, incidencias y prestarle el apoyo ante sus dudas, miedos e inquietudes.

Desde la fundación resaltan la «excelente aceptación» que están teniendo dichas prácticas, tanto por parte de los beneficiarios y sus familias, como por parte de las entidades públicas y privadas implicadas. «Está siendo una experiencia muy enriquecedora para los jóvenes con discapacidad, ya que les abre nuevas puertas y posibilidades a un futuro laboral y, con ello, la posibilidad de cumplir muchos de los sueños e ilusiones de estos jóvenes y sus familias, que luchan por alcanzar una vida lo más normalizada posible», concluyen.