Por el comedor social de Utrera pasan cada día más de doscientas personas
Por el comedor social de Utrera pasan cada día más de doscientas personas

Teatro para ayudar a las personas más necesitadas de Utrera

El Comedor Social «Santiago el Mayor» pone en marcha una representación teatral de carácter benéfico

Por  10:00 h.

Gracias a la fantástica labor que ha realizado en los últimos años el Comedor Social de Utrera «Santiago el Mayor» -anteriormente denominado como Comedor de El Resucitado-, los duros efectos de la crisis económica se han hecho sentir algo menos en Utrera. Cada día, los impulsores de esta iniciativa –el único comedor benéfico que existe en la localidad- ofrecen comidas y otro tipo de asistencia, a más de dos centenares de personas. Ciudadanos que lo han perdido prácticamente todo y que se van azotados por el desempleo.

Un trabajo que es posible gracias a las aportaciones económicas de numerosas entidades, asociaciones, instituciones y empresas de la localidad y al impulso de las personas que están al mando de esta iniciativa benéfica, que se ha convertido en todo un ejemplo de solidaridad en Utrera. Con el objetivo de recaudar fondos económicos que sirvan para poder seguir adelante con esta bonita labor, el Comedor Social «Santiago el Mayor» ha organizado una función teatral benéfica.

La cita llega el sábado 10 de noviembre en las instalaciones del teatro municipal «Enrique de la Cuadra» de Utrera, a partir de las 19.00 horas. En este caso la actividad es posible gracias a la colaboración del grupo teatral del colegio salesiano «San Pedro de Triana», que bajo el nombre de «Sales con Arte», va a poner en escena la obra «Tengo un millón». Todas las personas que quieran colaborar con esta iniciativa pueden adquirir sus entradas al precio de diez euros, en las taquillas del teatro utrerano, de 19.00 a 21.00 horas de miércoles a viernes, o en la página web del Ayuntamiento de Utrera.

La obra que se va a representar está escrita por Víctor Ruiz Iriarte y se trata de una comedia dramática, que ofrece un importante juego de contrastes, donde se pone encima de la mesa temas como los sueños no alcanzados, las rutinas, la codicia o las desilusiones.

Una vez más el mundo del arte, y en este caso concreto el del teatro, se da la mano con la solidaridad, para que los ciudadanos se vuelquen con una institución tan importante en la localidad como es el Comedor Social, que con su labor ha ayudado a que cientos de personas que atraviesan por complicadas situaciones, al menos puedan acceder a un plato de comida caliente cada día.