El complejo minero «Cobre las Cruces» /EFE
El complejo minero «Cobre las Cruces» /EFE

Personas con sordoceguera de Apascide visitan la mina de Cobre las Cruces

Los usuarios del Centro Santa Ángela de la Cruz de Salteras han podido «tocar, sentir y oler la mina».

Por  8:00 h.

La mina de Cobre Las Cruces (CLC) ha recibido esta semana la visita de un grupo de personas con sordoceguera del Centro Santa Ángela de la Cruz, situado a tres kilómetros de la entrada de la mina.

Según indica Cobre Las Cruces en una nota, la visita se programó en base a actividades de interpretación minera, es decir, «se trataba de tocar, sentir y oler la mina».

Para ello, desde la charla inicial en donde estos vecinos pudieron tocar y mancharse con muestras de mineral de calcosina, gossan, pirita y covelina; hasta la visita al mirador de corta donde se escuchó y tocó uno de los ‘dumpers’ de 165 toneladas que trabaja en el traslado de mineral.

Además de la parte específicamente de minería, el equipo de medio ambiente de CLC realizó una actividad sobre vegetación y plantación dentro del entorno minero. A través de la misma, los visitantes pudieron comprobar en situ qué se está plantando en zonas arbustivas, como el romero o el tomillo, así como otras plantas y especies aromáticas que luego se han cedido al huerto del Centro Santa Ángela para su uso y trabajo con los residentes.

El Centro Santa Ángela de la Cruz es una unidad de estancia diurna y una residencia para jóvenes y adultos con sordoceguera. Es propiedad de Apascide (Asociación Española de Padres de Sordociegos) y está situado en el término municipal de Salteras (Sevilla). Es el primer y único centro de España dedicado a la atención integral de personas con sordoceguera y/o con graves problemas de comunicación.