dialogo-padres-alcala650

Más de 300 padres han participado en los Diálogos Familiares de Alcalá

Para mejorar la convivencia en el hogar mediante el diálogo y la comunicación

Por  8:00 h.

Llega a su fin un nuevo curso de los Diálogos Familiares, la iniciativa solidaria alrededor de la que se aglutinan familias alcalareñas que quieren mejorar la convivencia mediante el diálogo y la comunicación en el ámbito del hogar. El proyecto que pone en marcha el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra suma 21 ediciones y en esta última han pasado por el cerca de 350 padres.

En este curso los últimos consejos vendrán del catedrático en psicología de la Universidad de Sevilla, Miguel Garrido, quien pronunciará la conferencia ‘Familia y adolescencia’ el martes 29 (19:00 horas ) en el Distrito Norte, que clausura un año especialmente intenso por la alta participación y la variedad de la problemática tratada.

En los últimos meses se han abordado los problemas derivados, en su mayor parte, de la falta de comunicación tales como las adicciones a internet y redes sociales a través del móvil, desmotivación escolar, consumo de sustancias estupefacientes y hasta agresiones filioparentales.

Año tras año, los Diálogos Familiares de Alcalá demuestran su capacidad para favorecer la convivencia en el hogar mediante el diálogo y la comunicación. La mayoría de participantes acude por recomendación de madres y padres ya expertos. Primero se realizan entrevistas individuales y luego el trabajo grupal, donde se ponen puntos en común y técnicas para hacer frente a cada situación. Está conducido por terapeutas familiares que destacan como problemas más habituales la sobre protección de padres sobre hijos, las dificultades para una comunicación fluida, los sentimientos de miedo y culpa, la inteligencia emocional y la empatía para entender a los jóvenes en una etapa repleta de cambios en sus vidas.

Según el delegado de Servicios Sociales, José Antonio Montero, la satisfacción de los padres es la tónica predominante, habiéndose tratado incluso casos de salud mental. Gracias al programa de Diálogos Familiares, añade Montero, los padres aprenden a centrarse más en la pareja y no tanto en los hijos, permitiendo que crezcan y se independicen. El Ayuntamiento destaca que cada edición va a más y cada curso hay más padres y madres de alumnos felices por descubrir cómo mejorar el clima familiar por medio de la palabra