La pequeña Alexandra ya ha conquistado el corazón de todos los utreranos / ABC
La pequeña Alexandra ya ha conquistado el corazón de todos los utreranos / ABC

Más de 3.000 personas se vuelcan en Utrera con la pequeña Alexandra

El festival benéfico organizado para ayudar a esta niña que padece hipertensión pulmonar, ha recaudado 18.000 euros

Por  12:58 h.

El pasado sábado 21 de octubre la localidad de Utrera se convirtió en la capital provincial de la solidaridad, al acoger la celebración de una gala benéfica bajo el título de «Todos con Alexandra» y que tenía como principal objetivo ayudar a esta niña de apenas dos años, vecina de Cantillana y que padece una enfermedad degenerativa denominada hipertensión pulmonar. La localidad se volcó con esta causa y a lo largo de la jornada se vivieron momentos ciertamente emotivos.

«Vendimos 3.500 entradas y a la plaza de toros el día de la gala han venido más de 3.000 personas, hemos conseguido recaudar unos 18.000 euros solo con el festival, aunque también hemos recibido otras donaciones con la venta de pulseras y distintos sorteos», ha explicado Miguel Ángel Navarro, un utrerano al que le ha llegado al corazón el caso de esta niña enferma y durante las últimas semanas ha trabajado muy duro junto con otros utreranos para poder organizar un festival benéfico en el que han participado una veintena de artistas.

Una veintena de artistas hicieron las delicias de las tres mil personas que acudieron al evento

Una veintena de artistas hicieron las delicias de las tres mil personas que acudieron al evento / ABC

La hipertensión pulmonar es una enfermedad que a día de hoy no tiene cura, por lo que los personas que la padecen solo pueden recibir una serie de tratamientos paliativos que les proporcionen mayor calidad de vida. Ante esta situación, los impulsores de esta gala han anunciado que todo el dinero conseguido con esta iniciativa va a ser donado al denominado proyecto «Empathy», donde en estos momentos se están llevando a cabo diferentes investigaciones que servirán en el futuro para conocer más de cerca esta enfermedad y encontrar alguna cura.

«Solo tengo palabras de agradecimiento para el pueblo de Utrera, que se ha volcado con esta iniciativa, al ayuntamiento por dejarnos la plaza de toros para poder celebrar este evento y a todos los artistas que se han prestado a colaborar», explicaba Miguel Ángel Navarro visiblemente emocionado.

Sin lugar a dudas la estrella de la tarde fue la propia Alexandra, quien llegó a la plaza de toros en un coche clásico y escoltada por las calles de la localidad por un grupo de moteros. Durante toda la jornada recibió innumerables muestras de cariño por parte de los utreranos y es que esta pequeña niña que lucha, siempre con una sonrisa en la cara, contra esta terrible enfermedad, ya ha conquistado el corazón de muchos ciudadanos.