Asociación de Familiares, Allegados y Personas con Trastorno Mental Grave de Sevilla (Asaenes)
Asociación de Familiares, Allegados y Personas con Trastorno Mental Grave de Sevilla (Asaenes) / José Galiana

«Manicomio de los Horrores»

Manifestación contra un espectáculo por el trato a las enfermedades mentales

Los asistentes han formado una cadena humana que ha reunido a más de doscientas personas

Por  9:31 h.

Centanares de personas se concentraron ayer en los alrededores donde tiene lugar el espectáculo «Manicomio de los Horrores» para mostrar su indignación por una representación que, según ellos, estigmatiza las enfermedades mentales. La concentración ha sido convocada por la Federación Andaluza de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes-Andalucía) junto con el Servicio Andaluz de Salud (SAS), La Asociación de Familiares, Allegados y Personas con Trastorno Mental Grave (Asaenes), La Asociación en defensa de la atención a los trastornos de la personalidad (Avance) y la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (Faisem).

Los asistentes han formado una cadena humana que ha reunido a más de doscientas personas entre el Puente de Los Remedios hasta la Avenida Presidente Adolfo Suárez, donde se encuentra situado el circo, según ha informado la presidenta de la Asociación de Familiares, Allegados y Personas con Trastorno Mental Grave (Asaenes), Rocío Lozano.

El lema de la protesta ha sido ‘La enfermedad mental no es un circo’ y los manifestantes vestían camisetas naranjas de la campaña ‘Caza-estigmas’, una iniciativa de sensibilización social gestionada por Feafes-Andalucía que tiene la finalidad de combatir el estigma y la discriminación hacia las personas con enfermedad mental. Los coordinadores de la concentración han repartido a todos los ciudadanos que se han acercado a la acción protesta unas chapas de la campaña y folletos informativos de las acciones que realizan las asociaciones.

El propósito de la protesta era, según explica, manifestar la indignación de este colectivo ante un espectáculo que considera que transmite de forma despiadada una imagen «cruel e injusta» sobre las personas que tienen una enfermedad mental y «los convierte en objeto de burla«. Asimismo, los profesionales de salud mental rechazan «la asociación que hace el espectáculo de su trabajo con prácticas violentas y sádicas».