Martín sintió como si volara entre el aplauso de sus amigos / CEIP Híspalis
Martín sintió como si volara entre el aplauso de sus amigos / CEIP Híspalis

Los alumnos del CEIP Híspalis se vuelcan con su compañero con leucemia

El centro organizó una carrera a beneficio de la investigación del cáncer infantil y sus compañeros le regalaron una capa y un antifaz de superhéroe

Por  7:30 h.

Este pasado octubre Martín lució en su colegio como un superhéroe, aunque todos los días lo es. Con antifaz y capa regalados por su compañeros, su padre lo alzó en brazos y con una amplia sonrisa sintió como si volara entre el aplauso de sus amigos. Antes de verano a este pequeño de cuatro años del CEIP Híspalis de Sevilla Este le diagnosticaron una leucemia. Este curso no puede asistir a clase debido al tratamiento que está recibiendo pero su tutora Elena les ha explicado a sus compañeros el por qué y lo tienen bien presente.

La mejor forma de apoyarle desde el colegio fue organizando una carrera donde se recaudaron fondos para la investigación del cáncer infantil a través de la Fundación Uno entre Cien Mil. Se trata de una ONG comprometida a dedicar todos los beneficios de las actividades a un proyecto anual de investigación contra la leucemia infantil, una enfermedad que supone el 30% del cáncer infantil con más de 300 casos diagnosticados al año solo en España. Sus padres lo propusieron, ya que el colegio desarrolla frecuentemente acciones solidarias, y todo el personal del centro y padres y familiares lo acogió con ganas. Así, más de 400 niños hasta sexto de primaria emprendieron una marcha en la plaza frente al centro con una pancarta donde se leía «Híspalis contra el cáncer infantil» y «La ayuda ya está aquí».

carera-leucemia-hispalis-2-650

«Los dorsales para participar tenían un precio simbólico de un euro aunque los padres aportaron en su mayoría una cantidad mayor y hemos superado los 1.000 euros», indica a Sevilla Solidaria la directora del centro, Mª Mercedes Muñoz. Así, además de recaudar fondos la jornada se volvió festiva esa mañana y se unieron abuelos y los padres que pudieron. «Tenemos otra niña en segundo que también en infantil le detectaron leucemia y está perfectamente, así que estamos todos muy concienciados», indica.

Sus compañeros no solo le regalaron a Martín la capa y el antifaz, que entregó el día de la carrera la madre delegada de la clase a los padres de este chico, sino que la semana pasada quisieron tener un detalle más. «Sus padres traen a Martín de vez en cuando pero en su cumpleaños no pudo venir, así que los demás niños han hecho con su tutora un mural lleno de mensajes de felicitación y se lo han enviado con una mamá», explica.

Los alumnos posan junto a su profesora con el mural para Martín

Los alumnos posan junto a su profesora con el mural para Martín

«Los padres son un encanto, están muy implicados y en contacto con el centro. No te puedes imaginar el agradecimiento que nos han trasladado por haber hecho la carrera», continúa. Un agradecimiento que seguro Martín siente también muy adentro.