Los alumnos de Alalá derrochan arte a puertas abiertas en las Tres Mil

La Factoría Cultural del Polígono Sur acogió un ensayo general abierto al público de los alumnos de la escuela de arte de la Fundación Alalá

Por  9:14 h.

Los alumnos de la Escuela de Arte de la Fundación Alalá mostraron su talento este jueves en la I Jornada de ensayos de puertas abiertas en la Factoría Cultural del Polígono Sur. Familia, vecinos y toda persona que quiso sumarse casi llenaron el auditorio de este reciente espacio abierto en las Tres Mil Viviendas para presenciar el ensayo general del nuevo espectáculo de arte.

Todas las disciplinas de flamenco que se desarrollan en la Fundación Alalá confluyeron en el escenario, con percusión, baile, cante y guitarra. Incluso el nuevo taller de artes plásticas participó con un mural. «El objetivo principal de este ensayo abierto al público es abrir la fundación al barrio», indicó Pepe Yánez, coordinador general de la Fundación Alalá, «además es importante para su enseñanza porque los niños pierden el miedo escénico y aprenden a trabajar en el escenario en cuanto a luces o tiempos».

Cerca de 60 alumnos pudieron experimentar el calor del público, acompañados por sus profesores, Emilio Caracafé, director musical y profesor de guitarra, María José Suárez La Toromba, profesora de baile, Dr. Keli, de percusión, Nayza Pérez, de percusión latina, y Laura Marchena, de cante. Asimismo, la directora de la fundación, Blanca Parejo, presentó el ensayo a los asistentes -«Que viva el barrio de las Tres Mil», exclamó antes de comenzar-, y también estuvo presente la comisionada para el Polígono Sur, María del Mar González Rodríguez. «Es impresionante todo lo que mueve la fundación Alalá y cómo va creciendo en objetivos», indicó María del Mar a Sevilla Solidaria.

La intención de la Fundación Alalá es continuar con otros ensayos generales en la Factoría Cultural del Polígono Sur en unos meses. Para los alumnos de la escuela de arte fue la primera vez en este espacio aunque sus compañeros de artes escénicas ya ensayan en él habitualmente. Alalá utiliza el arte como herramienta de motivación para promover actitudes positivas y valores humanos que ayuden al desarrollo de la personalidad de los alumnos. Además, apoya a las familias a combatir el absentismo escolar.