Foto: Europa Press / US
Foto: Europa Press / US

La US ayuda a 53 estudiantes a viajar como voluntarios a países en vía de desarrollo

Los beneficiarios tienen como destino distintos países del mundo donde estarán tutorizados con la finalidad de fomentar «la realización de períodos formativos en el ámbito de la cooperación al desarrollo»

Por  13:15 h.

La Universidad de Sevilla (US) ha concedido ayudas a 53 estudiantes que se van como voluntarios a países en «vía de desarrollo» para realizar proyectos de cooperación. Los beneficiarios tienen como destino distintos países del mundo donde estarán tutorizados con la finalidad de fomentar «la realización de períodos formativos en el ámbito de la cooperación al desarrollo y facilitar la participación de los miembros de la comunidad universitaria en proyectos en terreno».

A través de una nota, la US ha informado que los alumnos tienen como destinos 16 países, de los 53 voluntarios Perú recibirá a 15; Marruecos cinco; México, Senegal y Colombia cuatro; Bolivia, El Salvador, Nicaragua y Ecuador recibirán a tres; Marruecos-Túnez-Argelia, Sudáfrica y Cuba será el destino de dos; mientras Chile, India y Brasil recibirán a un estudiante cada uno.

Por centros, los 53 estudiantes proceden de las facultades de Ciencias Económicas y Empresariales; Geografía e Historia; Comunicación; Filosofía; Derecho; Psicología; Biología; Ciencias de la Educación; Enfermería, Fisioterapia y Podología; Turismo y Finanzas; Medicina y Bellas Artes; y de las escuelas técnicas superiores de Arquitectura, Ingeniería e Ingeniería Agronómica.

Un ejemplo del importante trabajo que estas personan están realizando es el testimonio de Pedro Domínguez, un cooperante en Chincha (Perú), que cuenta que «ya he pasado consulta a más de 80 niños de entre seis y doce años en situación de extrema pobreza. Nunca habían visto a un doctor».

La Universidad de Sevilla, a través de la Oficina de Cooperación al Desarrollo, ha convocado ayudas para «participar en proyectos de cooperación al desarrollo con el fin de sensibilizar a la comunidad universitaria sobre la diferentes realidades de los países del Sur», así como de poner a su servicio las competencias adquiridas durante la formación universitaria para contribuir a la «mejora de la calidad de vida de las comunidades receptoras».

La Oficina de Cooperación al Desarrollo ofrece dos programas alternativos, el primero de ellos se llama Formación Solidaria, para que los estudiantes realicen periodos formativos en el ámbito internacional de la cooperación para su reconocimiento académico; y el segundo se denomina Conocimiento de la Realidad, para que el resto de miembros de la comunidad universitaria, a través de su intervención como voluntarios en proyectos de cooperación en países en vías de desarrollo, apliquen su formación y experiencia a dicho contexto y conozcan una «nueva realidad».