La Asociación Enfermos sin Fronteras traslada a Sevilla a un niño marroquí

Moussa Bretel tuvo que ser tratado de graves quemaduras en el brazo

Por  17:30 h.

Moussa Bretel, un niño marroquí de 12 años, ha sido trasladado hasta Sevilla para ser tratado de graves quemaduras en el brazo. El menor recibió fuertes descargas eléctricas al subirse a una torre de alta tensión en Marruecos mientras cuidaba su rebaño.

La Asociación Enfermos sin Fronteras motivó una cadena de ayudas y movió la historia a través de las redes sociales, lo que consiguió que Moussa primero pudiera ser tratado en Ceuta –a poca distancia de donde sufrió las quemaduras-. En vista de que las curaciones eran insuficientes, finalmente se consiguió que pudiera ser intervenido quirúrgicamente. Así, el menor será tratado gratuitamente en el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla.

La asociación ha agradecido la implicación de distintas instituciones para atender el caso de este menor marroquí.