Jorge Morillo, junto con Rafael Gordillo, en la clausura de la 27ª temporada de la escuela «Educar en la calle» Foto: José Galiana
Jorge Morillo, junto con Rafael Gordillo, en la clausura de la 27ª temporada de la escuela «Educar en la calle» Foto: José Galiana

Jorge Morillo finaliza sus actividades en las Tres Mil y se dedicará a El Vacie

El educador tiene la intención de montar la primera escuela de fútbol educacional en la zona, que llevaría el nombre del patriarca Ángel Montoya, fallecido el pasado mayo

Por  17:10 h.

El educador sociocultural Jorge Morillo, conocido en Sevilla a cuenta de su intensa labor de apoyo a las familias desfavorecidas de los núcleos chabolistas, clausura este martes sus actividades en las Tres Mil Viviendas, donde cumple ya 25 años.

Morillo ha indicado a Europa Press que lleva 29 años llevando a cabo acciones de este tipo, si bien, 25 de ellos han contado con iniciativas en las Tres Mil Viviendas, unas acciones que concluyen este martes con dos partidos de fútbol, entrega de premios, merienda y regalos. Además, explica que el próximo año centrará su actividad en el asentamiento del Vacie, teniendo que dejar de un lado la actividad en las Tres Mil, ya que no cuenta con fondos para impulsar ambas iniciativas.

Así, detalla que este año no pudo hacer actividades en el Vacie, razón por la que desde el 16 de septiembre volverá a la zona con la intención de montar la primera escuela de fútbol educacional en la zona, que llevaría el nombre de Ángel Montoya, antiguo patriarca de las familias de El Vacie y activista de la lucha contra la exclusión fallecido en mayo de este año.

«Este año las aportaciones para desempeñar esta actividad han estado bajo mínimos, aunque tengo la esperanza de que el año que viene se esté un poco mejor y poder abarcar tanto el Polígono Sur como el Vacie», afirma.

Al hacer balance de estos 25 años, subraya que «ha sido muy duro, pero ha valido la pena por la gente», aunque lamenta la ausencia de instituciones o asociaciones en apoyo a su labor. «Lo único que he hecho es intentar trabajar por las personas que más lo han necesitado, para que tengan oportunidades», recalca, añadiendo que ha dado apoyo para que «mucha gente pueda reinsertarse y salir adelante». «Hay gente a la que he ayudado a cambiar su vida y esas son las cosas por las que estoy más alegre y por las que me dejo la piel todos los días», concluye.