dialogos-familiares-alcala

Familias que aprenden a resolver sus conflictos en Alcalá

Una iniciativa municipal ofrece entrenamiento de psicólogos expertos para hacer frente a los problemas en el hogar

Por  7:41 h.

La iniciativa municipal de Diálogos Familiares inicia un nuevo curso en octubre en su sede del Centro de Servicios Sociales con el objetivo de mejorar la convivencia en los hogares. La iniciativa tiene ya 22 años y a lo largo de este tiempo han pasado por ella miles de familias que han recibido entrenamiento frente a los conflictos por psicólogos expertos. El pasado curso asistieron a clase más de 300 madres y padres, dato que se espera superar en el que ahora comienza.

El entrenamiento dota a los padres de estrategias para relacionarse con hijos adolescentes. Se basa en entrevistas individuales, trabajo grupal con diálogos y conferencias a madres y padres a través de las ampas de los centros educativos. Además de la participación pro activa de muchas familias, Diálogos Familiares se coordina con los IES, servicios sanitarios y trabajadoras sociales del propio Ayuntamiento, desde donde se derivan casos que puede precisar de este servicio.

En la sesión inaugural se formarán los grupos de trabajo en función de las necesidades, espacios y horarios. De este modo, Diálogos Familiares se organizará por grupos de no más de 15 personas, para dimensionar las sesiones conforme al tiempo disponible y obtener el máximo rendimiento en cada una de ellas.

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento esperan que más de 400 padres y madres se beneficien este curso del programa, gratuito para todas las personas interesadas. En la pasada edición los asuntos más tratados fueron los relativos a la falta de comunicación tales como las adicciones a internet y redes sociales a través del móvil, desmotivación escolar, consumo de sustancias estupefacientes y hasta agresiones filioparentales.

La mayoría de participantes acude por recomendación de madres y padres ya expertos. Primero se realizan entrevistas individuales y luego el trabajo grupal, donde se ponen puntos en común y técnicas para hacer frente a cada situación. Diálogos Familiares está conducido por terapeutas familiares que destacan como problemas más habituales la sobre protección de padres sobre hijos, las dificultades para una comunicación fluida, los sentimientos de miedo y culpa, la inteligencia emocional y la empatía para entender a los jóvenes en una etapa repleta de cambios en sus vidas.

El balance que se realiza por el Ayuntamiento tras la experiencia acumulada de esta iniciativa es muy positivo ya que «la satisfacción de los padres es la tónica predominante, habiéndose tratado incluso casos de salud mental». Según explican gracias al programa municipal, «los padres aprenden a centrarse más en la pareja y no tanto en los hijos, permitiendo que crezcan y se independicen».