Foto: Juan Flores
Foto: Juan Flores

El lado humano siempre presente en los servicios de emergencia

Agentes lograron que un anciano de Nervión pudiera dormir en su casa, dispuestos a sufragar los gastos ocasionados para resolver la situación

Por  13:04 h.

El cuerpo de Bomberos, Policía y Emergencias Sociales está acostumbrado a presenciar situaciones extremas pero eso no deja nunca de tocar la sensibilidad de cada trabajador y su lado solidario. Es lo que le ocurrió a los servicios de emergencias de Sevilla el pasado fin de semana ante el caso de un hombre de 78 años que, tras haber perdido sus llaves en un robo, no podía entrar en su casa de Nervión y se veía obligado a pernoctar en un albergue municipal.

Rafael rechazó avisar a los Bomberos ya que no podía hacerse cargo de las reparaciones si estos debían forzar el acceso o fracturar alguna ventana al entrar. Con una pensión de 400 euros mensuales y sin ayuda de familia era imposible, al menos hasta el próximo cobro. Ante esta historia, y cuando el afectado ya dormía en el albergue trasladado por la Unidad de Emergencias Sociales (UMIES), los agentes de todos los servicios de emergencias decidieron entrar aún así en casa de Rafael, asumiendo los gastos de las reparaciones si fuera necesario. Ni siquiera lo fue, los bomberos accedieron por un patio de una vivienda colindante y Rafael durmió en su casa. No sin antes agradecer con abrazos a los agentes la dedicación demostrada.

Puedes leer la historia completa en Sevilla Ciudad.