El decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo, entrega al Arzobispo el cheque de la campaña del pasado año / Vanessa Gómez
El decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo, entrega al Arzobispo el cheque de la campaña del pasado año / Vanessa Gómez

45.710 €

El decano del Colegio de Abogados entrega al arzobispo el resultado de la campaña «Euro Solidario»

Con esta iniciativa los abogados aportan de forma voluntaria un euro mensual en el recibo colegial para Cáritas

Por  8:51 h.

El decano del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla (ICAS), José Joaquín Gallardo, ha entregado este martes al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, el resultado anual de la aportación realizada a Cáritas Diocesana a través de la iniciativa ‘Euro Solidario Colegial’, que hasta el día de hoy la suma de los donativos mensuales ha ascendido a 45.710 euros.

En rueda de prensa, Gallardo ha anunciado que se va a prorrogar un año más la campaña que hasta la fecha, ha realizado una donación total de algo más de 150.000 euros a Cáritas Diocesana. Al mismo tiempo, el decano del ICAS ha aprovechado la ocasión para invitar a todas las instituciones de la sociedad sevillana «para que lleven a cabo iniciativas solidarias que a la vez son de responsabilidad social corporativa».

Gallardo ha explicado que la campaña «tiene como característica el hecho de que trata de un euro solidario colegial que voluntariamente aportan aquellos compañeros letrados que quieren hacerlo y que en su importe tiene un enorme valor simbólico, la solidaridad, en estos momentos difíciles de enclave económica y social».

Asimismo, Gallardo ha querido aprovechar la ocasión para invitar a otras instituciones de la sociedad civil sevillana «a que realicen actividades de responsabilidad social corporativa, y que aprovechen esta fórmula que está dando resultados magníficos».

Por su lado, Asenjo ha agradecido a Gallardo y al Colegio de Abogados este gesto de solidaridad con lo más pobres. El arzobispo ha resaltado que «aunque los responsables económicos dicen que hay signos de recuperación, ese bienestar no ha descendido a las familias y pequeñas empresas».

«Soy testigo de que sigue habiendo mucho dolor, sufrimiento y privaciones en nuestros barrios, muchas personas lo han perdido todo su casas, su trabajo y la esperanza, que es lo último que se pierde, por eso ni el Colegio de Abogados, ni la iglesia, ni Caritas pueden bajar la guardia», ha añadido.

Asenjo ha asegurado que ha llamado al director de Cáritas, Mariano Pérez de Ayala, y éste le ha confirmado que «las dificultades son muchas para atender tantas peticiones y necesidades, y por ello está en contacto con otros importantes colegios».