Interior de la tienda Piel de Mariposa / L.A.
Interior de la tienda Piel de Mariposa / L.A.

El concepto «charity shop» llega a la calle Feria

La Asociación Piel de Mariposa consigue con su tienda en Sevilla financiación para el apoyo a las familias con conviven con esta enfermedad y ofrece, gracias a donaciones, un oferta interesante donde conseguir productos a buen precio

Por  11:23 h.

Las «charity shops» son un fenómeno entre los adictos a las compras de Londres desde hace tiempo. Se trata de tiendas donde los productos a la venta han sido donados y los beneficios económicos se destinan a una asociación benéfica. Esto permite encontrar artículos a un precio que de otra manera sería impensable adquirir a cierto público, y ropa o complementos de segunda mano o semi-nuevos a los que se le da una segunda vida. El concepto no es nuevo en Sevilla pero aún es poco conocido. La Asociación Crecer con Futuro, Madre Coraje o Humana Spain reciben parte de su financiación gracias a los clientes de tiendas repartidas por Sevilla. El pasado mayo, un nuevo «charity shop» abrió en el número 145 de la calle Feria por parte de la Asociación Piel de Mariposa, que ya cuenta con otras ocho en el resto de España.

Es esta una tienda donde todos los beneficios van destinados a una causa especialmente dura, porque la epidermólisis bullosa, más conocida como Piel de Mariposa, es una enfermedad rara, incurable y dolorosa. Se denomina así porque los afectados que nacen con esta enfermedad tienen la piel tan frágil como las alas de una mariposa. Los voluntarios que atienden tras el mostrador se convierten en «embajadores» de esta enfermedad, puesto que explican a los clientes en qué consiste y para qué se utiliza el dinero de sus compras.

En este local se encuentran desde ropa para mujer, hombre y niño hasta artículos de decoración, libros, dvd o juguetes. Todo donado por particulares o empresas. «Cuando viene la ropa hacemos una selección exhaustiva, higienizamos y planchamos, para que la prenda que se venda esté en perfecto estado», indica Ana Abad, responsable de la tienda de Sevilla.

SEVILLA. 05-10-2017. TIENDA A BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN PIEL DE MARIPOSA EN LA CALLE FERIA, 145. FOTO: LAURA ÁLVAREZ. ARCHSEV. SEVILLA. 05-10-2017. TIENDA A BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN PIEL DE MARIPOSA EN LA CALLE FERIA, 145. FOTO: LAURA ÁLVAREZ. ARCHSEV.

La mayoría de los artículos tienen precios que oscilan desde el euro hasta los 20 o 30 euros. «Aquí puedes encontrar una chaqueta de piel por 18 euros o o un bolso de piel por 30 euros, y, también bolsos de diario por 3 o 4 euros», explica Ana. A estos se le suman donaciones de empresas que hacen posible que zapatos de Seven Boot nuevos cuesten en la tienda 40 euros cuando rondan los 200 pounds, o encontrar vestidos de Lourdes Montes a un precio muy inferior, ya que la diseñadora donó seis piezas de su colección este verano.

Ana Abad, responsable de la tienda Piel de Mariposa en Sevilla / L.A.

Ana Abad, responsable de la tienda Piel de Mariposa en Sevilla / L.A.

«Las tiendas suponen un 56% de la financiación de la asociación y nos hace autosostenibles en un mundo de crisis», indica a sevillasolidaria.es, María Suriñach, mánager de las tiendas Piel de Mariposa en España. «De las ayudas públicas solo recibimos un 7% y el resto lo conseguimos con eventos puntuales y anuales como el campeonato de golf que celebraremos con Rotary Club Sevilla en el Club de Golf Zaudín el 17 de febrero», añade.

Con lo recaudado la asociación puede continuar atendiendo a 250 familias con un miembro afectado por Piel de Mariposa. Gracias a una psicóloga, dos trabajadores sociales y cinco enfermeras atienden a las necesidades del afectado y su familia desde el mismo momento que nace en el hospital. «Para nosotros una tienda nueva puede suponer una psicólogo más», explica María.

La respuesta en Sevilla ha sido buena. Las donaciones están siendo frecuentes y eso repercute en una oferta interesante en sus percheros y estanterías, que atrae a todo tipo de cliente. «Aquí viene la señora que busca una camisa clásica, la mamá embarazada que quiere algo para su hijo, la chica joven en busca de una prenda vintage o el hombre elegante que necesita un zapato para el trabajo», ilustra Ana con ejemplos. Quien compra aquí ayuda a la asociación al igual que el que dona.

SEVILLA. 05-10-2017. TIENDA A BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN PIEL DE MARIPOSA EN LA CALLE FERIA, 145. FOTO: LAURA ÁLVAREZ. ARCHSEV.

También es imprescindible el trabajo de los voluntarios, que regalan su tiempo para la tienda. Es el caso de Tana, una voluntaria jubilada que acude los jueves desde que abrió. «No entiendo la reticencia aún de muchos españoles por las tiendas de segunda mano, es una manera de reciclar la ropa», añade Tana , quien aseguran estar familiarizada con las tiendas de segunda mano tras pasar un verano en Dinamarca. Es frecuente que quien ha vivido en el extranjero entre en esta tienda con mayor naturalidad. Le ocurre a Inma, clienta frecuente: «vivo aquí lado y me suelo pasar porque los precios son muy interesantes y la ropa es de calidad», asegura, «he vivido en el extranjero y allí era muy habitual». Aún así, en la tienda aseguran que una vez que les conocen los clientes, suelen repetir, más aún sabiendo a qué va destinado su dinero.

Con la cercanía de las navidades, esta tienda de la calle Feria está haciendo especial hincapié en la donación de juguetes. «De esta forma muchos padres pueden encontrar regalos a un precio muy asequible e incluso nuevos», explica la responsable de la tienda. Así, como reclaman más voluntarios para poder mantener el ritmo del local. La ilusión de cada una de las personas que conforman este solidario establecimiento es evidente porque entienden que están consiguiendo algo grande. «Cada tienda es una ventana al mundo», explica María Suriñach, porque solo con que una persona entre y conozca qué es la Piel de Mariposa, la tienda tiene sentido.

SEVILLA. 05-10-2017. TIENDA A BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN PIEL DE MARIPOSA EN LA CALLE FERIA, 145. FOTO: LAURA ÁLVAREZ. ARCHSEV. SEVILLA. 05-10-2017. TIENDA A BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN PIEL DE MARIPOSA EN LA CALLE FERIA, 145. FOTO: LAURA ÁLVAREZ. ARCHSEV.