El decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo, entrega al Arzobispo el cheque de la campaña del pasado año / Vanessa Gómez
El decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo, entrega al Arzobispo el cheque de la campaña del pasado año / Vanessa Gómez

El Colegio de Abogados de Sevilla recauda más de 250.000 € con el Euro Solidario Colegial

La campaña, cuyos beneficios son destinados a Cáritas, dura ya tres años y ha sido renovada por un año más

Por  9:02 h.

El Colegio de Abogados de Sevilla ha decidido prorrogar durante una anualidad más la campaña Euro Solidario Colegial que la institución viene desarrollando desde agosto de 2012, con la que los abogados sevillanos han aportado ya algo más de 250.000 euros a Cáritas durante los primeros tres años de vigencia de esa iniciativa.

Según ha declarado a Europa Press el decano del colegio, José Joaquín Gallardo, la campaña «ha canalizado la solidaridad» de los 7.100 abogados que voluntariamente participan en ella, con quienes la institución profesional recauda un euro solidario cada mes como concepto desglosado junto a la cuota colegial.

Según Gallardo, esa campaña se incardina en el ámbito de la responsabilidad social corporativa del colegio y es un instrumento que se ha mostrado muy eficaz para propiciar y facilitar la solidaridad de los abogados que son quienes, mes a mes y euro a euro, han aportado a Cáritas mas de 250.000 euros en los tres años transcurridos desde que se puso en marcha esa iniciativa.

El decano reitera que la solidaridad de los abogados que participan voluntariamente aportan cada mes ese euro para Cáritas, que en su pequeña cuantía es una aportación prácticamente simbólica pero que, sumando la «solidaridad del colectivo», acaba alcanzando el significativo importe de mas de 250.000 euros en los primeros tres años de campaña, que ahora se cumplen.

Esta aportación de la abogacía sevillana ha permitido a Cáritas atender a numerosas personas que se encuentran en situación de exclusión social, están sin hogar u otras graves consecuencias de la crisis económicas, por lo que era «obligado prorrogar al menos durante un año más esa campaña de solidaridad personal y corporativa».

Finalmente, el decano de los abogados ha animado a otras instituciones de la sociedad civil sevillana a promover iniciativas similares, para fomentar la solidaridad de los diversos colectivos con las muchas personas y familiar que se encuentran «inmersas en la pobreza y ni tan siquiera pueden atender a sus necesidades más básica».