Oficina del INEM / Rocío Ruz
Oficina del INEM / Rocío Ruz

Informe Discapacidad y Formación

El 80% de los discapacitados andaluces no consigue ninguna entrevista de trabajo

La situación no mejora demasiado en el resto de los desempleados: un 72,5 por ciento de los parados tampoco ha tenido la oportunidad de participar en un proceso de selección.

Por  19:03 h.

En total, ocho de cada diez andaluces con discapacidad en paro no ha conseguido ninguna entrevista de trabajo en el último trimestre, según el segundo Informe Discapacidad y Formación en tiempos de crisis, cuyas conclusiones se basan una encuesta realizada a mil demandantes de empleo con discapacidad, de los cuales 120 son de Andalucía, y en otra similar realizada a desempleados a nivel general.

La situación es algo mejor en el resto de los desempleados, pero sigue alejada de los niveles deseables: un 72,5 por ciento de los parados tampoco ha tenido la oportunidad de participar en un proceso de selección. Asimismo, un 63,4 por ciento de las personas con discapacidad en edad laboral, no tiene trabajo ni lo busca.

El perfil del desempleado con discapacidad responde al de un hombre, mayor de 45 años y con estudios secundarios. El nivel formativo de las personas con discapacidad continúa siendo inferior al del resto de la población.

Además, los datos de la presente encuesta constatan que la discapacidad más frecuente entre los empleados es la física (59,4%) y que la mayoría (63,6%) lleva más de un año en paro.

La formación como alternativa al desempleo

A pesar de que su nivel formativo es inferior al del resto, las personas con discapacidad están reaccionando ante este hecho y ante la crisis, apostando por la formación como vehículo para encontrar empleo y un 55,4 por ciento se está formando mientras está en paro, frente al 46 por ciento del resto de la población andaluza.

Llama la atención que, incluso, un 23,2 por ciento ha abandonado totalmente la búsqueda de empleo para centrarse en la formación. Esta proporción es superior a la registrada entre los parados andaluces a nivel general, descendiendo hasta un 17 por ciento que ha dejado de buscar trabajo para formarse.

Idiomas, empresas e informática, las áreas preferidas

Según los datos que se desprenden de la encuesta, son fundamentalmente tres: idiomas (46,2%), informática (32,5%) y administración de empresas (15%). Dentro de los idiomas, el favorito sigue siendo el inglés (90%), aunque otro diez por ciento se desmarca y aprende otras lenguas como francés, alemán o incluso chino.

En el caso de la informática, el curso de habilidades básicas de office y navegación por Internet es el que tiene un mayor peso (70%), seguido de un 15 por ciento que se está formando en programas informáticos avanzados. Por último, otro 15 por ciento se decanta por otras formaciones informáticas como ‘community manager’ o redes sociales.

Además de estas tres modalidades, existe una gran variedad de temáticas escogidas por las personas con discapacidad para formarse. Entre las más curiosas, destaca la de una joven con discapacidad que se está formando en decoración de dulces o la mujer de 45 años que recibe formación como organizadora de bodas.

En cuanto al tiempo dedicado a la formación, un 36,7 por ciento invierte de cinco a diez horas semanales; un 20 por ciento de 11 a 20 horas y un 16,7 por ciento menos de cinco horas. Por último, un 13,3 por ciento invierte de 21 a 30 horas y más de 30 horas.
Más allá de las formaciones que cursan los andaluces con discapacidad en paro, es importante tener en cuenta la confianza que ésta proyecta en ellos: un 93,3 por ciento cree que le servirá de palanca de acceso al mercado laboral. Sólo un 6,7 por ciento no confía en la formación como herramienta para encontrar empleo.

Currículos todos los días pero el teléfono no suena

Los andaluces con discapacidad son conscientes de que encontrar empleo es un trabajo en sí mismo y, por este motivo, un 67,9 por ciento envía currículos a empresas todos los días. En el otro lado, un 32,1 por ciento no se apunta a ofertas a diario, pero sí envía 2-3 currículos semanales.

Pero además de enviar currículos, es necesario multiplicar las fuentes de búsqueda de empleo. Por ello, un 28 por ciento de los andaluces con discapacidad se apunta a nuevas fórmulas y utiliza las redes sociales como herramienta de acceso al mercado laboral. Sin embargo, la modalidad favorita siguen siendo los portales de empleo en Internet (90%), seguidos de los Servicios Públicos de Empleo (80,3%).

Los que ya hayan encontrado empleo

Según un reciente estudio, los ocupados tienen más representación en ramas como las actividades sanitarias y servicios sociales (11,1%), la Administración Pública y Defensa (10,6%), actividades administrativas y servicios auxiliares (10,8%), Administración Pública (10,6%) y en las Industrias extractivas y manufactureras (10,2%).

Por otro lado, presentan un índice de ocupación bajo en áreas como el transporte (4,4%), la hostelería (3,7%) o la información y las comunicaciones (5,8%).