ribana-madre

La niña utrerana Ribana necesita un donante de médula con urgencia

Su familia pide a todos los que quieran ayudar que acudan al Hospital Virgen del Rocío

Por  12:55 h.

Ribana Fernández, con once añitos, ha conseguido movilizar a su pueblo ,Utrera, donde todos se están volcando para buscar un donante de médula compatible con la pequeña, que necesita un transplante con urgencia.

Y es que la pesadilla que están viviendo Ribana y su familia parece no tener fin. Hace aproximadamente 14 meses, a la menor le detectaron una leucemia que la ha llevado durante largas semanas a la planta de oncología del Hospital Virgen del Rocío y que, hace pocos días, se ha recrudecido.

«Tan solo pido que se difunda para que mi niña encuentre un donante cuanto antes», reclama su madre, Consuelo Fernández. Separada y con cuatro hijos, esta mujer luchadora se ha volcado los últimos meses, dejando incluso su trabajo, para cuidar a su «pequeña guerrera». Incluso se pone turbante a diario para no hacer sentir extraña a su hija.

Además, Consuelo recuerda que donar médula es muy sencillo, y que únicamente hay que ir al Hospital Virgen del Rocío, al punto del Centro de Transfusiones. «A los que acudan se les hace una analítica y si es compatible con Ribana o cualquier otro niño que lo necesite, se le llama», explica.

Apoyo de los vecinos

«Hoy por mi y mañana por ti, jamás pensaba que me iba a tocar una cosa así y lo ha hecho, por eso tengo que mover el universo si hace falta para curar a Ribana», avisa Consuelo, que pide que aumenten las donaciones para todos los niños que las necesitan y que tiene al apoyo del resto de numerosos colectivos que no han dudado en hacer un llamamiento por las redes sociales para encontrar ese donante tan esperado.

Además, los utreranos se han implicado especialmente con el caso de la pequeña, y son muchos los que piden al resto de vecinos «que acudan a donar vida». Varias personas han pedido al Ayuntamiento, incluso, que habilite un punto de donación e información para que sea más fácil ayudar a Ribana.