apudes-llaves-utrera

Un paso vital para las personas con discapacidad en Utrera

El Ayuntamiento ha cedido unas nuevas instalaciones a la asociación Apudes

Por  9:32 h.

Una de las asociaciones de Utrera con una historia más dilatada y que cuenta con el cariño y apoyo de toda la ciudadanía, es la asociación Apudes, dedicada a la educación de personas con discapacidad intelectual. Un colectivo que ha dado un paso vital en el desempeño de sus actividades, gracias a la cesión por parte del Ayuntamiento de unas nuevas instalaciones.

De esta manera, la asociación local utilizará a partir de ahora el edificio que estaba destinado a la puesta en marcha de una guardería en la barriada de Campoverde y que hasta el momento no se estaba utilizando. Una nueva sede donde se ubicará el colegio de Educación Especial Maruja de Quinta, que tradicionalmente se encontraba en la plaza de Gibaxa.

El alcalde de Utrera José María Villalobos (PSOE), ha explicado que «actualmente el edificio del colegio que se encuentra frente al ayuntamiento, usado por decenas de niños y niñas, presentaba serias deficiencias que comprometían el normal funcionamiento del mismo». Así, los niños van a estar ahora «en un edificio nuevo y construido expresamente para usos educativos».

El primer edil utrerano ha querido resaltar «el trabajo arduo y desinteresado de la Asociación Apudes y el colegio Maruja de Quinta, durante casi cuatro décadas». Villalobos ha recordado como surgió la asociación hace casi cuatro décadas, cuando «un grupo de padres decidieron dar un paso adelante por el bien de sus hijos, teniendo en cuenta que entonces las cosas se veían de otra forma y la forma de pensar no era la misma que ahora, aquella iniciativa cobra si cabe más valor».

Un sueño cumplido

La presidenta del colectivo utrerano es María Garroffolo, quien aseguró que se trataba de un día «muy especial en el que se cumple lo que es casi un sueño». Visiblemente emocionada ha dicho «gracias, gracias, gracias». Por su parte, la vicepresidenta de la asociación también ha agradecido al Ayuntamiento «esta apuesta que redunda en el bienestar de nuestros alumnos y alumnas que a partir de ahora contarán con un colegio totalmente accesible y con mucha luz natural».

El colegio que gestiona la asociación Apudes en Utrera, se trata de un centro concertado con la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, en el que hacen progresos alumnos con discapacidad motora, intelectual y otros trastornos asociados.