La discapacidad no frena la integración laboral

La Asociación Alcalareña de Educación Especial propicia las prácticas en empresas de ocho jóvenes

Por  9:39 h.

Los ocho jóvenes con discapacidad intelectual y/ó del desarrollo que han participado en prácticas en empresa finalizan este mes este proyecto puesto en marcha por la Asociación Alcalareña de Educación Especial (AAEE) como parte de su programa formación y orientación sociolaboral.

La conclusión es que es que estas prácticas les han acercado poco más hacia su inclusión sociolaboral en los perfiles de auxiliar de comedor, auxiliar de camarero, peón de lavandería, auxiliar de animación, auxiliar de camarero de piso, auxiliar de recepción, reponedor y auxiliar de museo.

Esta formación práctica se ha realizado a través de la metodología del empleo con apoyo, que acerca a la persona con discapacidad al mercado laboral ordinario. A través de estas prácticas han podido aprender y desarrollar una serie de habilidades, actitudes, aptitudes y competencias profesionales.

Las empresas que han colaborado en esta iniciativa incluyen desde una residencia de personas mayores a un centro comercial o el Ayuntamiento de Alcalá.

En todo ello, explican desde la AAEE ha sido clave el apoyo de las personas a nivel individual que han tenido en cada una de estas empresas, «ya que han sido una pieza clave para que la persona con discapacidad se sienta identificada con los valores de la empresa y pueda aprender cada una de las tareas a desarrollar dentro de su perfil profesional».

El resultado positivo hace que esté previsto renovar los convenios en la  próxima convocatoria y se ampliarán para que otras personas puedan realizar sus prácticas formativas. Desde la AAEE, reiteran su compromiso con la inclusión laboral como «parte fundamental del camino a recorrer para una verdadera y completa inclusión social y la deseada autodeterminación de las personas con discapacidad intelectual».