Miguel a los mandos del helicóptero / Pequeño Deseo
Miguel a los mandos del helicóptero / Pequeño Deseo

Fundación Pequeño Deseo

Cien niños han visto sus deseos cumplidos en Sevilla

Niños con enfermedades crónicas o del mal pronóstico pueden olvidarlo todo por un día y ver algunos de sus sueños hechos realidad

Por  10:30 h.

La Fundación Pequeño Deseo ya tiene 100 deseos cumplidos en Sevilla en los tres años de existencia en la ciudad. Niños con enfermedades crónicas o del mal pronóstico pueden olvidarlo todo por un día y ver algunos de sus sueños hechos realidad.

Es el caso de Miguel, de 9 años años, que soñaba con montarse en un helicóptero. Fue hacia el aeropuerto pensado que acudía a un centro comercial con sus padres y cuál fue su sorpresa al descubrir que un helicóptero lo estaba esperando. «Disfrutó de las maravillosas vistas, y recibió un diploma y los galones de la dirección General de Tráfico», explica Mercedes Vázquez, coordinadora de la Delegación de la Fundación Pequeño Deseo en Sevilla. «Miguel no podía con su ánimo el día anterior y aquello le dio fuerzas», añade. Además, el chico pudo asistir a una exhibición de halconeros en el aeropuerto.

También José Antonio pudo ver su deseo cumplido este febrero. Su mayor ilusión era conocer en persona a los jugadores del F.C. Barcelona, en especial a Lionel Messi. Acudió con su madre a Barcelona pensando que era para hacerse un tratamiento, pero terminó en el campo de entrenamiento de su equipo favorito, que entrenaron a puerta cerrada. José Antonio, de 9 años, pudo hablar con cada uno de los jugadores por separado, incluido Messi, quienes charlaron con él y le firmaron una camiseta.

Nacho quería conducir un tren, y montado en un AVE con sus padres pensando que iba a visitar a unos familares, terminó en la sala de máquinas. «Estuvo todo el viaje admirando como era conducir un tren, incluso pudo llegar a probarlo, no se lo podía creer, y cuando llegaron a Madrid, visitaron el museo del ferrocarril, era un sueño hecho realidad», cuenta Mercedes Vázquez.

La Fundación no para y ya tiene planteados próximos deseos por cumplir. Entregarán a Rubén una tablet en estos días y tienen pendientes tres viajes a EuroDisney. Además están trabajando ahora en contactar con diferentes artistas y deportistas que a los niños les gustaría conocer, entre ellos Manuel Carrasco, María Carrasco, El Barrio, Leo Messi, Iker Casillas y Fernando Alonso.