Presentacion de la Memoria de Cáritas en el Arzobispado. FOTO: VANESSA GÓMEZ.
Presentacion de la Memoria de Cáritas en el Arzobispado. FOTO: VANESSA GÓMEZ.

Cáritas alerta de que persisten altas tasas de desempleo y que la «cronificación» de la pobreza es una realidad

La institución sevillana cuenta con 2.744 voluntarios y 77 personas técnicas de distintas ramas contratadas, y ha puesto en marcha 89 proyectos en las cáritas parroquiales

Por  17:47 h.

Cáritas Diocesana de Sevilla ha alertado de que en la provincia persisten altas tasas de desempleo, que se sitúan en un 29,1 por ciento, y que la «cronificación» de la pobreza es una realidad, ya que el 33,7 por ciento de la población de Andalucía y el 51,1 por ciento de la población infantil se encuentra en riesgo de exclusión.

Estas son algunas de las conclusiones recogidas en la Memoria 2015 de actividades de esta institución, presentada este martes por el arzobispo de Sevilla, José Luis Asenjo, el director general de Cáritas Diocesana de Sevilla, Mariano Pérez de Ayala, y la secretaria general de la entidad, Auxiliadora González, y que describe una realidad social «dura, alarmante y con una constante tasa de paro».

Según el director general de Cáritas Diocesana de Sevilla, un 29,1 por ciento de personas están en situación de desempleo en la provincia y el 40 por ciento no recibe ningún tipo de prestación económica. Asimismo, un 51,69 por ciento de jóvenes sevillanos no han trabajado nunca y el 86 por ciento de los nuevos contratos son temporales o precarios.

En cuestión de desahucios, señala que ha habido un repunte con respecto a 2014, ya que han aumentado un 16 por ciento, con un total de 1.411 desahucios en 2015. En palabras del director de la institución, «esta situación se conjuga con la debilidad de las políticas sociales en un sistema de emergencia a causa de la crisis económica».

Por otro lado, desde 2010 hasta 2015, la inversión realizada en atención primaria ha aumentado en un 142,60 por ciento. Así pues, en 2015 ha aumentado un 52,64 por ciento la inversión económica en proyectos de intervención destinados a la promoción social, un 51,14 por ciento en otros tipos de ayudas y un 13,67 por ciento la inversión destinada a la salud.

Los voluntarios, «la mayor riqueza» de Cáritas

Para ello, la institución sevillana cuenta con 2.744 voluntarios y 77 personas técnicas de distintas ramas contratadas, por lo que según ha expresado Pérez, «esta es la mayor riqueza que tenemos, voluntarios que sacrifican su tiempo libre para servir a las personas más pobres».

Asimismo, ha recordado que tienen un amplio margen de financiación, ya que el 73 por ciento de la inversión en programas es propia y sólo el 27 por ciento depende de las subvenciones públicas.

Por su lado, el arzobispo de Sevilla, José Luis Asenjo, ha señalado que «Cáritas junto a Manos Unidas son las joyas de la corona, gracias a la labor ingente que realizan a diario reconocida y apoyada por toda la sociedad».

En esta línea, ha expresado que todos los primeros domingos de cada mes, la colecta realizada en las parroquias está destinada a las acciones de Cáritas, además de las cuotas de los socios, donaciones específicas o los testamentos donados. A esto, ha añadido que, entre las fuentes de financiación, sólo un 25 por ciento procede de otras instancias, como por ejemplo la ‘X’ en la declaración de la renta

Asimismo, Asenjo ha resaltado que «es importante qué se hace y cómo se hace», por lo que pretenden cuidar la formación de los voluntarios en fundamentos de compromiso socio-caritativo. Por esta razón, ha explicado que en ‘el Año de la Misericordia’ se está poniendo en marcha el centro diocesano de empleo en la barriada de Palmete, que se inaugurará el próximo curso con programas específicos para los colectivos más necesitados como los jóvenes, los desempleados y las mujeres.

De otro lado, la secretaria general de la entidad, Auxiliadora González, ha explicado que la acción social se articula en atención primaria a través de las cáritas parroquiales y programas específicos para juventud, personas mayores, mujeres, personas sin hogar e inmigrantes.

Más de 4,3 millones en acción social en 2015

En 2015 se han destinado 4.314.910 millones de euros en acción social, un 7,4 por ciento más que el pasado año, de los cuales se han destinado un 41 por ciento a cáritas parroquiales, un 14 por ciento a programas de empleo, un 26 en acciones sobre exclusión social y un 19 por ciento a las tareas propias de la Administración.

En la provincia hay 242 cáritas paroquiales, por lo que la red de cáritas ha atendido en 2015 a 18.068 familias, algo menos que en 2014, lo que supone un total de 63.187 personas beneficadas.

En estas parroquias se han realizado 89 proyectos con 2.403 participantes, lo que supone un 5,6 por ciento más de proyectos. Entre los programas específicos más destacados, aparece en primer lugar la atención a inmigrantes a través del ‘proyecto Nazaret’ con acogida, formación y atención jurídica; la ayuda a personas en situación de exclusión social en el Centro Amigo de Triana y la apuesta por el empleo con un centro de formación y orientación.

Acciones más significativas

En primer lugar, destaca la puesta en marcha de Bioverde S.L, una empresa de inserción basada en la agricultura ecológica que prevé la creación de 20 puestos de trabajo a medio plazo. Seguidamente, el proyecto de reciclaje de ropa para favorecer el uso solidario de ropa, así como crear puestos de inserción.

Asimismo, sobresale la Agencia de Colocación Cáritas Diocesana de Sevilla autorizada por el Servicio Andaluz de Empleo para intermediar entre las empresas y los demandantes. Y, por último, una atención a los refugiados destinando 300 millones de euros para colaborar con dos proyectos a nivel nacional e internacional en Siria e Irak.

Para finalizar este acto de presentación, el presidente de Cáritas Diocesana de Sevilla ha reiterado «la importancia de acometer actuaciones fundamentales por parte de las administraciones en el problema del acceso a una vivienda digna y adecuada, un empleo de calidad y una economía social y solidaria».