Maria Angeles Maisaneba, Marcos Zamora, David Pino, Gonzalo Rivas, Diego Sánchez ramos, Josefa Ruiz, Maria Angeles Fernández, 
 y Rocío Rebollo. J.J. ÚBEDA
Maria Angeles Maisaneba, Marcos Zamora, David Pino, Gonzalo Rivas, Diego Sánchez ramos, Josefa Ruiz, Maria Angeles Fernández, y Rocío Rebollo. J.J. ÚBEDA

La XVIII Gala por el Autismo reúne a más de 2.000 asistentes

Los sevillanos se volcaron con el evento benéfico celebrado en el Pabellón de la Navegación�

Por  8:08 h.

El Pabellón de la Navegación acogió este miércoles la XVIII Gala Benéfica por el Autismo, un evento que ya se ha convertido en una tradición para la sociedad sevillana, que no dudó, una vez más, en acudir a apoyar la causa de la asociación Autismo Sevilla.
Con un escenario de excepción y unas temperaturas agradables, al caer el sol ya eran muchas las personas que se congregaban a la entrada para identificar su mesa y empezar a disfrutar de la velada. En total, fueron más de 2.000 asistentes los que disfrutaron de la gala, incluido el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

La noche, que comenzó con un cóctel, estuvo dirigida por Valentín García y contó con las actuaciones de José Manuel Soto, premiado recientemente por la entidad con motivo de su 20 Aniversario, y Los Morancos, colaboradores habituales en este evento. Junto a ellos estuvieron Los Escarabajos, Gatos Pardos, The Riff o Dúo Pachanga , entre otros.

Rifa solidaria

Además, se disfrutó, como en otros años anteriores, de una rifa benéfica con suculentos regalos que hicieron las delic ias de los presentes. «La gente no nos ha fallado y ha respondido con creces a Autismo Sevilla», aseguraba Mercedes Molina, presidenta de la asociación y anfitriona de la gala, que se mostró muy satisfecha por el impacto del evento. «Nuestra gala anual nos sirve para financiar servicios que, de otras formas, no podríamos proporcionar a las personas con Trastorno del Espectro del Autismo y sus familias», explicaba.
Otro de los objetivos de dicho acto solidario, según Mercedes Molina, es «concienciar a la sociedad sevillana de lo que es el autismo, cómo repercute y qué se puede hacer para mejorar la vida de los afectados». «Hace no muchos años el autismo era casi desconocido en la ciudad, nadie sabía exactamente de qué se trataba, y ahora hemos conseguido que todo el mundo se vuelque en ayudar», insistía, al mismo tiempo que reconocía que las familias que componen la asociación sienten la gala «como un evento muy característico de Autismo Sevilla», ya que son los socios los que la organizan y cuidan de que sea una noche inolvidable para todos.