Jóvenes Solidarios

Jóvenes Solidarios

Con la colaboración de Obra Social "La Caixa"

«Te cambia muchísimo cómo eres y la forma de ver la vida»

Cristina Molina con solo 19 años ya ha realizado numerosas acciones de voluntariado, entre ellas un mes en una región desfavorecida de Perú

Por  7:00 h.

Cristina Molina no tiene Whatsapp en su móvil, quiere estar más atenta de lo que le rodea y no perder tanto tiempo mirando una pantalla. Esta joven sevillana, con tan solo 19 años, demuestra con sus palabras que ha visto más allá de lo que le rodea y no quiere permanecer inmóvil ante las dificultades que atraviesan otras personas. Comenzó a los 12 años a realizar pequeñas acciones de voluntariado en asociaciones a través el colegio donde estudiaba, a los 18 viajó a Croacia para ayudar durante dos meses a la Cruz Roja y hace medio año cruzó el Atlántico para ayudar al sevillano Padre Jota en su misión en una pequeña región de Perú, Hualmay. Ahora, mientras lucha por sacar adelante la carrera de Historia de Arte, está entusiasmada con que llegue el verano y volver a América. La experiencia le marcó.

El párroco Juan Fernández-Salvador, más conocido como Padre Jota, lleva 6 años en una región desfavorecida de Perú, a 150 km de Lima, ayudando a cubrir las necesidades de su población. Allí la parroquia tiene en marcha tres colegios de inicial, un colegio de primaria y secundaria y un colegio para 50 niños con discapacidad. A esto se le suma un centro de oficios, un comedor social y un centro médico. El último año han puesto en marcha un centro de rehabilitación centrado en el colectivo más marginado: los niños con discapacidad. Voluntarios sevillanos como Cristina lo acompañan cada verano y a principios de año organizan una gala solidaria en Sevilla para recaudar fondos para la causa.