Jóvenes Solidarios

Jóvenes Solidarios

«Seguro que mi padre, esté donde esté, agradece que yo haya seguido con esto»

Belén Martínez, de 18 años, es voluntaria de acompañamiento con ELA Andalucía de un mujer con Esclerosis Lateral Amiotrófica

Por  8:00 h.

Belén Martínez perdió a su padre a los 12 años por causa de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Con él vivió lo dura que es esta enfermedad degenerativa, que va paralizando progresivamente los músculos. Por eso mismo, al cumplir los 18 años y venir a estudiar Trabajo Social a Sevilla acudió a la asociación que ayudó a su familia, ELA Andalucía, para colaborar en lo que necesitaran.

Hace medio año que Belén es voluntaria de acompañamiento con María José, a la que visita una vez por semana, y que lleva ya diez años conviviendo con esta enfermedad. «Vemos pelis, hablamos… al final lo que hago es acompañarla y pasar tiempo con ella». De hecho, Belén asegura que «servicio de acompañamiento» se le queda corto y le resulta muy formal, porque María José para ella ya es una amiga a la que le apetece ver.

El acompañamiento a personas con ELA en un principio puede parecer duro, y Belén temía que la experiencia personal con su padre le volviera a la cabeza. «Pero después me di cuenta que es genial. Me siento orgullosa. Seguro que él donde esté se alegra que esté siguiendo con esto».