Sebastián junto a dos chicas de la asociación
Sebastián junto a dos chicas de la asociación

Sebastián Yarza: «Aquilino ha sacado a sus padres de una chabola»

Si quieres Podemos presta ayuda para su formación y posibilidades laborales a niños y jóvenes como Aquilino de la República Dominicana

Por  7:17 h.

«Regala un pez a un hombre, y comerá hoy. Regálale una caña y comerá el resto de su vida». Un proverbio por todos escuchados y en el que se basan los esfuerzos de Sebastián Yarza Vieira y Marta Roca Pereda con la asociación Si quieres Podemos, de la que son fundadores. Este matrimonio está dando la oportunidad de mantener o iniciar sus estudios a niños y jóvenes de una zona desfavorecida de la República Dominicana. Esta formación, en muchos casos también universitaria, les abre las puertas a una vida profesional que en otra ocasión no hubieran podido alcanzar y que repercute en su entorno. Ahora han querido visitar Sevilla con dos de los jóvenes que tras una carrera están actualmente trabajando y enseñar así a sus socios sevillanos los resultados de sus ayudas. Sebastián, también sevillano, cuenta a Sevilla Solidaria qué supone para la población dominicana Si quieres Podemos.

¿En qué situación se encuentran ahora los chicos dominicanos que han venido con ustedes a España?

Aquilino trabaja en el sector turístico y está trabajando en un hotel de Punta Cana, a unas 7 horas en coche de su casa. Dirige un grupo de personas y las supervisa. Marianny ha estudiado administración de empresas y trabaja en una compañía de bebidas propia de allí.

¿Qué supone para ellos haber estudiado?

Piensa que el salario de Aquilino es nueve veces mayor que el de su padre. Él con su dinero ha comprado a sus padres una casa de cemento, ya que antes vivían en una chabola de uralita y lata.

¿A cuántos universitarios en total ha ayudado la asociación?

Tenemos 8 universitarios que ya han finalizado sus estudios, de ellos 5 ya están trabajando. Todos los universitarios, además, se comprometen a devolver el día que empiecen a tener ingresos la mitad del dinero que han recibido de la asociación. Así están ayudando a su vez a otras personas a estudiar. Ellos son de alguna manera también socios.

¿A quienes va orientada vuestra ayuda?

A niños y jóvenes de la zona norte de la República Dominicana, cerca de Moca, estamos hablando de chicos que no tienen recurso alguno. Comprenden desde los cuatro años aproximadamente hasta la universidad.

¿Cuántos son ahora los que estudian gracias a ustedes y vuestros socios?

Ayudamos ahora a 56 chicos, doce de ellos son universitarios.

Y en el caso de los niños más pequeños, ¿a qué van destinadas las donaciones de los padrinos?

La educación primaria es gratuita, el dinero se lo entregamos a la madre ya que sus ingresos son mínimos y no tienen dinero ni para comer ni, por supuesto, para gastos de material escolar o trasporte. Le damos aproximadamente unos 20€ al mes con la condición de que el niño tiene que ir al colegio todos los días. Incluso les envíamos las notas a los padrinos.

¿Cómo elegís a los chicos que tienen más necesidades?

Nos hemos organizado y vamos todos los años para allá, con nuestro propio dinero. Tenemos un proceso de selección interna y de control. Es decir, para que un niño entre a la organización evidentemente Lucía -nuestro contacto allí- nos hace una ficha y un informe sobre la situación de los padres, sus ingresos económicos y demás. Tenemos contacto directo con la escuela y la profesora, y Lucía nos envía las notas, donde figura si faltan a clase y unas notas de aprovechamiento y comportamiento. Lógicamente se les exige un nivel de asistencia posible y que las notas sean buenas. Para pasar a la universidad sí exigimos que los alumnos tengan notas altas, porque los recursos son pequeños y debemos apostar por la persona adecuada.

La transparencia además es una de las claves de Si quieres Podemos, ¿no es así?

La filosofía es que todo el dinero vaya directamente a los estudiantes. La relación de los padrinos con el estudiante es directa.

Otros eventos que te pueden interesar