Jóvenes Solidarios

Jóvenes Solidarios

«No son personas con Síndrome de Down, sino solo una pandilla de chavales»

Begoña Pérez colabora como voluntaria en las salidas de ocio que organiza la Asociación Síndrome de Down de Sevilla y Provincia

Por  8:00 h.

Begoña Pérez tiene 24 años y es Trabajadora Social en una fundación. Que su profesión haya terminado vinculada a lo social no es de extrañar ya que realiza voluntariado desde los 12 años. Su relación con la Asociación Síndrome de Down de Sevilla y Provincia (Asedown) comenzó mientras estudiaba en el Colegio de las Esclavas. A partir de una salida con su clase a la asociación lo vio claro, y al viernes siguiente fue directamente a la sede a ofrecer ayuda para lo que necesitaran.

Desde entonces participa en las salidas de ocio, donde los usuarios, acompañados por voluntarios y una orientadora, disfrutan los viernes por la tarde de un ambiente normalizado en espacios públicos de ocio. De esta forma, se les proporciona estrategias para la autonomía. «A veces la gente nos mira, hay que trabajar mucho con la sociedad, pero yo no siento que esté con personas con Síndrome de Down, son simplemente una pandilla de chavales con las que estamos trabajando la independencia», explica Begoña.

Ella ha crecido al mismo tiempo que los chicos de la asociación. Y al mismo tiempo que ella terminaba el colegio, estudiaba la carrera y comenzaba a trabajar, aquellos chicos con los que comparte la tarde de los viernes también han ido avanzando. «Algunos están trabajando ya, otros están haciendo algún tipo de formación profesional, y a los que les costaba más trabajo hablar ya hablo más con ellos», indica Begoña, «al final se trata de caminar juntos».