Armando Rotea en la sede la Plataforma. FOTOS: JESUS SPINOLA
Armando Rotea en la sede la Plataforma. FOTOS: JESUS SPINOLA

Armando Rotea. Coordinador General de la Plataforma de Voluntariado

«Los voluntarios deben tener opinión e iniciativa, no ser peones»

La Plataforma de Voluntariado Social de Sevilla cuida la acción voluntaria de la ciudad con más de 80 entidades de todos los ámbitos implicadas

Por  11:28 h.

El voluntario es una figura fundamental para muchas organizaciones. Precisamente por su generosidad y altruismo, es necesario que quien colabora se sienta a gusto y útil. La Plataforma de Voluntariado se dedica a cuidar la acción voluntaria de Sevilla en coordinación con ochenta entidades de todos los ámbitos. Este año celebra su 30 aniversario tras ser en el 1987 la primera plataforma provincial en España.

—¿Cuál es la labor de la Plataforma?

—Tenemos tres líneas de actuación: el asesoramiento y acompañamiento a las personas que deseen hacer un voluntariado, la coordinación con cada entidad, y la sensibilización a la sociedad.

—¿Cómo atendéis a quienes buscan hacer un voluntariado?

—Les atendemos en la oficina con una entrevista personal y ofrecemos un curso de formación de unas nueve horas aproximadamente. Luego, si es necesario, lo acompañamos a un proyecto concreto.

—¿Qué le preguntáis cuando llegan?

—Primero el por qué y luego qué se ven haciendo. En función de sus motivaciones hay que considerar un sitio u otro. También depende de la situación de cada entidad. Intentamos acompasar la oferta y la demanda.

—¿Hay ámbitos más demandados?

— Trabajar con niños suele gustar más, pero a veces no hay tanta oferta en ese campo o la que hay no es adecuada. En cambio, para los mayores hay muchas opciones y se demanda algo menos. Muchas veces tenemos que poner nosotros las propuestas sobre la mesa.

—¿Qué es importante para que un voluntariado sea efectivo?

—Los voluntarios no deben ser peones, deben ser personas con iniciativa y opinión. Es importante que la entidad les deje su sitio. Por otro lado, tienen que sentir que están ayudando a cambiar una realidad, si no es así, te acabas aburriendo o marchando.

—¿Cuántos voluntarios abarcan las entidades sevillanas actualmente?

—Calculamos que de manera constante en Sevilla puede haber 35.000 voluntarios.

—¿Cómo os coordináis con las entidades?

—A través de la figura del coordinador de voluntariado de cada entidad. Es importante que esta figura esté bien formada y cuidada, porque es la que va a tener el contacto directo con los voluntarios. Para ello, desarrollamos cada año un seminario tanto de formación como para compartir experiencias. Además, tenemos una reunión trimestral de coordinación para planificar y evaluar.

—Son ya 30 años de la Plataforma, ¿cómo empezó?

—Nació con 7 entidades en Sevilla que buscaban coordinarse. Cada una se dedicada a una realidad distinta y veían que lo que compartían era la acción voluntaria. Sigue ese concepto hoy día. La Plataforma busca cómo cuidar el voluntariado mejor, en los demás temas no nos metemos. Estamos orgullosos de que entidades muy lejanas entre sí, estén juntas en la Plataforma.

—¿Cuál es el reto para el futuro?

—Que se reconozca lo necesaria que es esta institución. Atendemos a unas 3.000 personas al año. No queremos ningún premio, solo que nos apoyen para que la estructura se mantenga.

—¿Cómo se financia la Plataforma?

—Hemos recibido financiación de la Junta de Andalucía y del Ministerio. La Fundación Cajasol subvenciona el programa «Tú sí que faltas» con el que llevamos el voluntariado a los colegios y en febrero les proponemos a los alumnos una acción voluntaria en concreto en una de nuestras organizaciones. Por otro lado, Obra Social la Caixa nos ha financiado un proyecto para formar grupos de personas voluntarias en los municipios,