Jóvenes Solidarios

Jóvenes Solidarios

«Hacemos ver a los chavales cómo nuestras pequeñas acciones repercuten en otros países»

María Ángeles Fernández está inmersa como voluntaria en el proyecto de «espiral solidaria» que la ONG Solidaridad Don Bosco desarrolla en Los Salesianos de La Trinidad con los alumnos del centro

Por  8:21 h.

Mari Ángeles Fernández cree firmemente en la necesidad de darle alas a los chavales que demuestran una inquietud social, en darles la formación y herramientas necesarias para que puedan continuar por ese camino y ayudar a su entorno ya sea con pequeñas o grandes acciones. Ella ha estado rodeada de acciones solidarias desde que comenzó a estudiar en Los Salesianos de La Trinidad a los 15 años. A los 18 siguió vinculada a los grupos de fe como animadora sociocultural y ahora que ya ha cumplido los 26 comienza un nuevo reto, precisamente orientado a los jóvenes, poniendo en marcha la «espiral solidaria» de la ONG Solidaridad Don Bosco.

«La “espiral solidaria” ya está en otros colegios como en Triana, Antequera, Morón o Badajoz, y no es más que inculcarles cierta concienciación a los chavales del centro que tienen una inquietud social y hacerles ver que las pequeñas acciones repercuten en otros países», explica Mari Ángeles. Así, ella con otro grupo de voluntarios decidieron poner en marcha este proyecto en el que ya están inmersos alumnos de Bachillerato y tercero y cuarto de la ESO, y abierto a todo aquel que quiera participar ya sea o no de Los Salesianos.

«Los chavales están bastante ilusionados», continúa Mari Ángeles. «Primero te vienen diciendo que quieren ayudar a todo el que se encuentran, pensando en grandes acciones, pero en tres meses se han dado cuenta que los pequeños cambios en nosotros mismos ya repercuten en los demás». Ahora están tratando en el grupo el tema de los derechos humanos, partiendo siempre desde el entorno más cercano para  luego extrapolarlo a otros países. «Y de ahí salen los debates, la polémica, lo que enriquece el grupo y les hace tener su propia opinión».

La «espiral solidaria» es solo una de las variadas campañas de la ONG Solidaridad Don Bosco relacionadas con la educación para el desarrollo. Junto a estos trabajos a nivel local, la organización está presente en diversos países con proyectos de cooperación internacional. Actualmente prestan su atención en Sevilla a la campaña «Súmate por los derechos de la infancia» con la que, en un principio, ponen en el foco en la dificultad de acceso a la educación de niños de países como Siria, Ecuador y Benín.

La involucración de María Angeles no solo se queda en la ONG Solidaridad Don Bosco. Esta chica continúa con los grupos de fe en la parroquia de Jesús Obrero de las Tres Mil Viviendas donde atiende los viernes a chicos de entre 15 y 18 años y les ayuda en lo que necesiten, desde clases particulares o en la manera de confeccionar un curriculum para los que son mayores.

Además, aparte de la ilusión por que el proyecto de la «espiral solidaria» crezca y salga adelante, tiene la mente puesta en los campos de trabajo en los que quiere participar este verano con Solidaridad Don Bosco en Ceuta o Tánger. Dispuesta a ayudar en lo que haga falta y deseando enriquecerse como persona, siempre consciente de la necesidad de crecer tanto como lo hacen los chicos de la «espiral solidaria».

Otros eventos que te pueden interesar