Jóvenes Solidarios

Jóvenes Solidarios

«En Tal como Eres veo la integración real de los niños con discapacidad»

Lorena Márquez colabora con esta asociación que lucha por potenciar el desarrollo de niños con discapacidad

Por  7:24 h.

Lorena Márquez tiene 22 años y estudia Educación Infantil. Siempre le han gustado los niños pero cuando a los 17 años comenzó a colaborar con la Asociación Tal Como Eres tuvo claro que esto era lo suyo.

«Un día, una madre con un niño en la asociación fue a venderme un calendario y le pregunté si podía ir a colaborar, vine y me enganché». De ese día ya han pasado cuatro años. Lorena empezó yendo los fines de semana a los respiros familiares, donde acompañan a los niños con discapacidad en salidas lúdicas con el fin de que los padres puedan tener un momento de respiro.

«El primer día vine con un poquito de miedo», confiesa, «Me dijeron que tenía que tener cuidado con el niño con el que iba, por si se caía, y no lo quería soltar de la mano. Ahora me he dado cuenta que los tienes que dejar, que pueden hacer de todo, que aprenden superrápido, y en ese sentido ha cambiado mucho mi perspectiva sobre ellos».

Tras una formación de voluntariado, Lorena empezó a servir de apoyo en los talleres de la asociación, también en sesiones de hidroterapia y, por último, a una de las actividades que más le gustan: los campamentos de Navidad y de verano. «Este último verano nos hemos ido de campamento con los niños tres días, increíble. Todo el día con ellos, en la piscina, comiendo… ya somos como una familia. No tengo palabras para explicarlo», se expresa.

El principal objetivo de la Asociación Tal Como Eres desde su inicio es conseguir la integración de las personas con discapacidad primero dentro de sus familias y, tras ello, en la sociedad, dificultad que se les planteaban a los padres que fundaron la entidad. Por ello, la participación del entorno en las actividades es algo fundamental. «La asociación no solo está cerrada a niños con discapacidad, también vienen sus hermanos y amigos», indica Lorena. «Intentamos que estén todos juntos, que cuando salimos sea un día normal de parque, o que si otro niño se acerca jueguen con nosotros. Y ahí se ve la integración real de los niños»