Ana Fernández-Teijeiro y Gema Ramírez Villar en el Hospital Virgen del Rocío. / JUAN FLORES
Ana Fernández-Teijeiro y Gema Ramírez Villar en el Hospital Virgen del Rocío. / JUAN FLORES

Ana Fernández-Teijeiro y Gema Ramírez. Fundación SEHOP

«El 80% de los niños españoles con cáncer se curan»

La entidad tiene como objetivo potenciar la investigación sobre los tumores pediátricos, así como ayudar a los afectados y sus familias

Por  10:50 h.

La Fundación de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas es una institución sin ánimo de lucro que tiene como objetivo desarrollar la investigación clínica de esta especialidad médica, además de apoyar a los niños afectados y a sus familias. Ana Fernández-Teijeiro y es la presidenta de la Fundación y Gema Ramírez ejerce el cargo de secretaria.
—¿Cuándo nació la Fundación?
— Surge de la propia Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas hace 15 años. Apoya la investigación, la docencia y la información, todo encaminado a mejorar las oportunidades de curación de los niños españoles que tienen cáncer.
—¿Cómo funciona?
— Es una organización distinta, ya que no tiene una estructura como tal, sino que la integramos los propios especialistas: oncólogos pediátricos, cirujanos pediátricos, oncólogos radioterapeutas…No hay voluntarios, pero sí colaboramos con otras asociaciones en determinados proyectos. Por ejemplo, una de nuestras acciones más importantes, en la que colaboramos con asociaciones deportiva, es la carrera solidaria «Tus kilómetros nos dan vida», cuya 4º edición se celebrará en octubre en Sevilla. También trabajamos con la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, que nos ayudan mucho a entender y a darnos cuenta de algunas cosas. De otro lado, damos becas de formación a oncólogos jóvenes.
—¿En qué consisten las investigaciones sobre el cáncer infantil?
— Por una parte están los ensayos clínicos, en los que se prueba el tratamiento, y luego están los ensayos de investigación, que normalmente se hacen en pacientes que pueden no tener ya muchas oportunidades de tratamiento y a los que se les ofrece la posibilidad de probar nuevas vías moleculares. Luego, en cuanto a la Fundación, tenemos varios grupos de trabajo centrados en cada tipo de tumor. Los formamos diferentes médicos de distintos hospitales, y nos sirven para reunirnos periódicamente y poner en comun nuestros conocimientos, los resultados o los problemas que pueda haber con los protocolos.
—¿Cómo se compagina el trabajo diario en el hospital con la investigación?
— Es muy difícil. Hay una investigación básica, muy importante, que se hace en los laboratorios. Aparte, está lo que hacemos nosotros, que es investigación clínica. Las autoridades sanitarias tienen que ser conscientes de que necesitamos apoyo para esta ultima ya que hacemos el trabajo con los pacientes y, además, hay que dedicar tiempo al registro de los datos, a rellenar papeles, etc. Necesitamos técnicos que nos ayuden a manejar esa información y que, a veces, por falta de tiempo no podemos valorar bien. Hay un dato que demuestra que necesitamos más personal: en Sevilla, entre los dos hospitales, son casi 100 niños nuevos al año.
—¿Ha cambiado la forma de tratar el cáncer en los últimos años?
— Sí, desde que nos hemos incorporado a los protocolos internacionales ha habido un salto cualitativo muy importante. Si se sigue avanzando, se podrá reducir la mortalidad del los tumores pediátricosen el futuro. Actualmente, el 80% de los niños con cáncer se curan. Los pediatras no solo tenemos que aspirar a esa curación, nuestro objetivo es que haya cada vez más niños que después sean adultos sanos. Por eso, un aspecto importante de la investigación es que los tratamientos sean cada vez menos tóxicos.

Otros eventos que te pueden interesar